Ya viene la Policía Militar, ¿se siente usted seguro en Nuevo León?

Ojalá se vea coordinación entre Policías y respeto al ciudadano, porque volver a los inicios del combate a la delincuencia sería terrible.

Con el anuncio de que tendremos un cuartel de la Policía Militar en Nuevo León, y recordando que sobre la Fuerza Civil se dicen grandes logros en sus tres años, bien vale la pena revisar en qué situación está nuestro estado en cuanto a seguridad.

Resulta que entre 32 estados de la República Mexicana, Nuevo León ocupa el cuarto lugar con más extorsiones, con un reporte de 328 denuncias de enero a octubre de 2014 (más que en Morelos y Michoacán), según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En cuanto a delitos como el secuestro (que siempre se dice que ya no hay) somos el estado número 10 con más secuestros, con un total de 39 denuncias en el mismo periodo del año.

En cuanto a los homicidios dolosos, el estado ocupa el lugar número 14 del país con un total de 411 casos documentados de enero a octubre.

Y en cuanto a los homicidios culposos (involuntarios o negligentes), estamos en el octavo lugar nacional con un total de 636.

En cuanto a la evaluación de las policías, la Policía estatal en NL está en el lugar 9 con menos reprobados en las evaluaciones realizadas, pero las Policías municipales están en el lugar 15 con menos reprobados, es decir, las fuerzas municipales reprobaron mucho más que las del estado.

Hay que decir que la violencia y los delitos sí han bajado en los últimos tres años, sin duda, pero han bajado en todo el país, por eso la pertinencia de hacer un comparativo nacional.

El pasado 23 de octubre, con la intención de reforzar la seguridad en la región noreste, se anunció la construcción de un edificio para albergar a la Policía Militar.

La llegada de 3 mil 200 efectivos se arregló mediante un convenio entre los gobiernos de Nuevo León, San Luis Potosí, Tamaulipas, municipios de la zona metropolitana local, la iniciativa privada y la Secretaría de la Defensa Nacional.

No se trata de comandos de la Marina o del Ejército Mexicano como en otros años, no, se trata de un grupo de militares formados con trabajo especial para ser policías.

¿Los índices delictivos indican que necesitamos la llegada de esta nueva Policía? Según se vea porque Nuevo León no debería estar dentro de los 10 estados con más delitos, pero para eso tenemos la tan galardonada Fuerza Civil.

¿Fracasó Fuerza Civil? No podríamos decir eso, tal vez se le han colgado demasiados milagros a la corporación, pero en general todos hablan de una buena Policía, con errores y cosas que mejorar, pero con buenos resultados.

Lo que sí parece una realidad es que no fue Fuerza Civil quien le puso un alto a la delincuencia en el estado, fue la Marina y el Ejército, aunque nos costó mucho en vidas y derechos humanos.

Incluso hay instituciones como el CADHAC que reprueban la llegada de la Policía Militar, porque aseguran que con ella la violencia crecerá junto a la violación de los derechos humanos.

Es cierto que se ocupa seguridad para las inversiones por venir y las que ya están (como Kia y las petroleras para explotar gas shale), además del Interpuerto Monterrey, pero de eso aún no se habla nada, si usted le pregunta al gobernador: Nuevo León está seguro con Fuerza Civil.

Pero la realidad es otra y hoy se ocupa el  blindaje que proporciona el Ejército, o cuando menos, así lo considera el gobierno y todos alcaldes.

Ojalá se vea coordinación entre Policías y respeto al ciudadano, porque volver a los inicios del combate a la delincuencia sería terrible, costó mucho en vidas y derechos humanos… yo preguntaría lo más importante, estimado lector, ¿se siente usted seguro en Nuevo León?

alejandro.gonzalez@milenio.com