El veneno que respiramos todos los días y la verificación vehicular

Debido a la crisis ambiental que la Ciudad de México registró por la contaminación del aire, lo que ocasionó que se declarara contingencia ambiental, se dio a conocer mucha información sobre la calidad del aire, monitoreo de contaminantes y los efectos en la salud.

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, dijo en una entrevista radiofónica que las estaciones de monitoreo tenían muchos problemas porque se trataba de tecnología muy vieja y que para modernizarla se requería mucho dinero.

Inmediatamente, amigo lector, pensé que si en la capital del país, donde tienen problemas constantes de contaminación del aire, que existe preocupación por el tema, tanto en el gobierno como en la sociedad, enfrentan un problema de tecnologías obsoletas o anticuadas, imagínese entonces cómo estará la cosa en Monterrey, donde las preocupación por el ambiente viene y se va con el interés político de los gobernantes, más que como una política de salud.

Ahora que el Congreso del Estado le autorizó al Gobierno de Jaime Rodríguez Calderón que aplique una verificación vehicular, es justo que se hagan mediciones adecuadas y exactas, para que podamos medir el cambio en la calidad aire (si es que lo hay), para ver la evolución del problema.

Y es que, estimado lector, las estaciones de monitoreo que tenemos en Monterrey y su zona metropolitana están obsoletas y, en mi opinión, mal ubicadas.

No soy un experto en el tema, pero hay cosas de sentido común que no se han adecuado al crecimiento de la ciudad.

¿Sabía usted que la estación de monitoreo que mide la calidad del aire en Guadalupe, en la zona sureste, se encuentra colocada en el parque La Pastora?

Con la densidad de árboles en esa zona el aire dista mucho de ser representativo del resto del municipio de Guadalupe, porque los árboles de manera natural capturan en sus hojas gran cantidad de polvo y contaminantes, de tal forma que la estación mide un aire relativamente más limpio.

¿Por qué no poner la estación donde hay alta densidad de vehículos o en una zona industrial? Es muy extraña la decisión de tener ahí esa estación y de la misma forma podríamos cuestionar el lugar donde están el resto porque deberían estar cerca de las zonas pobladas, si lo que se desea es medir lo que respira el ciudadano, o en las zonas industriales, si lo que se desea es medir a los grandes contaminadores.

El tema de la calidad del aire es muy importante porque se trata del veneno que respiramos todos los días y que merma nuestra salud, principalmente los pulmones y el corazón.

En 2013, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la OMS realizó un amplio estudio y concluyó que no hay duda de que la contaminación del aire es cancerígena para las personas y que el crecimiento de las partículas contaminantes está estrechamente vinculado al aumento de incidencia del cáncer de pulmón, en vías urinarias y vejiga.

Si vamos a iniciar en Monterrey una lucha para limpiar el aire (cuando menos El Bronco dice que para eso es la verificación vehicular y no para recaudar dinero), entonces debemos comenzar por saber bien contra quién estamos luchando y de qué tamaño es.

Para tener certezas y no tanteos, es importante mejorar el sistema de medición, que las estaciones de monitoreo sean de la mejor tecnología, que estén bien ubicadas y que sean suficientes para medir correctamente el veneno que respiramos todos los días.

Antes de comenzar la verificación para los autos podríamos ver cuánto bajan los niveles de contaminación cuando se verifiquen las industrias, cuando cierren pedreras y verifiquen transporte público, taxis y camiones.

Como que hay mucho qué hacer antes de arrancar un proceso de verificación vehicular, digo, si el tema realmente es el aire y no el dinero... o usted, ¿qué opina?

alejandro.gonzalez@milenio.com