Contaminación del aire en Monterrey: el cáncer que respiramos todos

Es extraño que el tema ambiental no figurara en el debate, a pesar de que hoy en día Monterrey es la ciudad más contaminada de América.

Ayer que se realizó el debate entre los candidatos que buscan gobernar Nuevo León me llamó la atención que nadie habló de uno de los problemas más graves y peligrosos que hoy enfrenta el Estado: la contaminación ambiental.

Los contenidos y formato del debate los elaboró la Comisión Estatal Electoral, quien explicó que los temas elegidos se obtuvieron de una encuesta ciudadana, de manera que la población en general señaló las cuestiones que consideraban las más importantes.

Es extraño que el tema ambiental no figurara si además el fin de semana la Organización de las Naciones Unidas reveló que hoy en día Monterrey es la ciudad más contaminada de América.

La novedad en esto es que ya es la más contaminada del continente, porque desde hace un par de años teníamos la más contaminada de México, según las investigaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Y el problema, amigo lector, es la salud, la contaminación del aire afecta la salud de la población, y no me refiero a ojos irritados y dolor de cabeza, no, se trata de padecimientos más graves como el cáncer y envenenamiento.

Después de que la OMS reveló que el 19 por ciento de los casos de tumores malignos en México son ocasionados por las condiciones pésimas del aire en las ciudades, los Institutos de Cancerología (Incan), de Enfermedades Respiratorias (INER) y de Salud Pública (INSP) se encuentran realizando diversas investigaciones en el país al respecto.

“Los contaminantes en general son ya un cancerígeno reconocido, lo que se traduce en 1.3 millones de defunciones anuales”, explica Justino Regalado.

El subdirector médico del INER también reveló que la contaminación del aire en las ciudades es la responsable del aumento de casos de asma en los jóvenes, de manera que hoy se cuentan a más de 11 millones de personas afectadas.

Según el estudio del Instituto Nacional de Ecología en cinco años la contaminación del aire en el país ocasionó 38 mil muertes por cáncer de pulmón y otras enfermedades.

El investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, Ricardo Torres Jardón, opina que el problema que vive Monterrey tiene que ver con la cantidad de autos y camiones que usan diésel que, además estar en aumento, no tienen ninguna regulación en sus emisiones de gases.

Dolores Barrientos Alemán, representante del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, dijo que Monterrey es la ciudad más contaminada de México debido a las plantas industriales en la periferia, en especial en Cadereyta, en donde además existe una planta de Pemex.

El vocal de Nuevos Proyectos de la Fundación Mundo Sustentable, Alfonso Martínez, considera que en Monterrey se queman 1.6 millones de litros de diésel y cerca de 4.5 millones de litros de gasolina diariamente.

A todas estas fuentes de contaminación agregue usted la depredación de árboles en la ciudad y los alrededores, porque según los ecologistas en Monterrey y la zona metropolitana hacen falta cerca de un millón de árboles.

Gran parte de la solución al problema es detener las fuentes de contaminación, reducirlas, pero otra muy importante es reforestar, porque los árboles hacen la función de consumir dióxido de carbono y de atrapar las partículas contaminantes en sus hojas.

Ahora que los políticos andan en campaña, estaría bueno que digan cómo les parece que se debe atacar este problema, porque muchos preferimos que se planten árboles en la ciudad al por mayor, antes de que tengamos que poner un programa de “verificación vehicular” o un “hoy no circula”, que resultan en negocios muy jugosos para algunos y no resuelven el problema de contaminación, éste que ya se convirtió en un problema de salud… o ¿usted qué opina?

alejandro.gonzalez@milenio.com