Abogados y periodistas: renovarse o morir

La noticia es muy importante y será más trascendente de lo que muchos imaginan, pero especialmente serán abogados y periodistas los más afectados.

Nuevo León será el primer estado de la República que aplicará el nuevo Sistema Procesal Judicial, desde 2015.

¿Qué significa esto? Pues que cambiará la forma en que se aplicará la justicia, que se realizarán juicios orales, muy parecido a lo que vemos en televisión en los juicios de Estados Unidos.

Se trata de un cambio de fondo más que de forma; los procedimientos tendrán otras reglas y principios.

Debo confesarle, amigo lector, que no soy abogado, pero hemos estudiado un poco el asunto porque habrá modificaciones importantes hasta para los medios de comunicación.

Cambia el formato,  hoy en día el proceso se realiza por escrito y un juez en su oficina revisa el expediente y emite una sentencia; apelaciones y recursos, todo por escrito.

En el nuevo sistema todo esto se realizará en un lugar público al que usted y yo podremos asistir (se trasmitirán también por televisión o por internet) y ahí se realizará la exposición de la acusación y la defensa; se realizará el desahogo de las pruebas; se efectuarán los alegatos pertinentes de clausura del proceso; la víctima podrá manifestarse al igual que su contraparte y después el juez dará sentencia al asunto.

En resumen, se hará rápidamente un juicio oral donde el juez emitirá un fallo al final.

Este nuevo procedimiento pretende hacer más rápido el ejercicio penal (hoy puede durar años); además de brindarle transparencia a la justicia, se generará cultura de la legalidad.

Otro de los asunto que se modifican completamente es la forma en que podrán los medios de comunicación trabajar.

En México es una práctica muy frecuente que los medios den a conocer los nombres y fotografías de personas que acaban de ser detenidas, sin haber ningún elemento legal que los culpe, los noticieros y periódicos publican las imágenes de los “presuntos” delincuentes.

Por desgracia si a la vuelta de los días resultó ser un error esta detención (que sucede muy seguido), a las personas exhibidas ya se les considera culpables en la comunidad; nunca un medio de comunicación publica fotografías para explicar que “fulano resultó no ser culpable, nos equivocamos”, jamás hay una aclaración, una reivindicación de las personas afectadas.

En el nuevo Sistema Procesal Penal los medios de comunicación no podrán publicar presuntos delincuentes, únicamente podrán publicar asuntos de personas que ya llevaron un proceso, es decir, que se les dictó sentencia por un juez, de lo contrario se estará cayendo en una falta grave.

De las modificaciones que vendrán, muy variadas todas, éstas son destacadas porque cambiarán el perfil y la forma de trabajar de abogados y periodistas policiacos.

Adiós a los abogados de escritorio; los abogados tendrán que realizar juicios orales, de manera que deberán estar preparados para hablar en público, recordar las leyes de memoria para poder citarlas, conocer su caso de manera profunda, además de tener la sagacidad de responder ante sus contraparte en una discusión.

Por su parte los periodistas policiacos tendrán que ponerse a trabajar, olvídese de aquel reportero que pasaba horas sentado en las instalaciones policiacas, esperando a que le lleven presuntos delincuentes.

Ahora tendrán que esperar a que sean verdaderos delincuentes y sentenciados, de manera que el resto del tiempo tendrá que investigar y reportear, asunto que muchos han olvidado ya.

Así pues, vienen aires de cambio para abogados y periodistas, justicia real y transparente.

alejandro.gonzalez@milenio.com