Pa' no molestar

El rock, herramienta de la fe

Hace unos días terminó el Tour Human Warning en la Ciudad de México, con una notable asistencia de jóvenes que escucharon un mensaje de conciencia social y llamado a la fe a través del rock en sus versiones metal, punk rock, death grand core y electro rock.

Este año participaron dos bandas de rock nacionales, Deborah y Legion Desinfection, y dos norteamericanas, Broken Flesh y Grave Robber, quienes, en su muy particular estilo y ritmo, enviaron un mensaje religioso, pero rockero al fin y al cabo, en el que llamaron a un cambio, por eso es que esta gira se hace anualmente desde hace varios años en noviembre, el mes de la revolución.

Tuve la oportunidad de platicar con Miguel Ángel Carlos Martínez, uno de los organizadores y principales promotores de esta gira, quien afirma que la intención es transmitir un mensaje positivo: “a través de la música creemos que podemos compartir, transmitir algo que vaya más allá que entretenimiento, es una reflexión. Atraemos la gente, damos información con contenido social, hablamos de lo que está pasando en México en contra de la violencia y lo que es narcotráfico y todo eso y compartimos esa reflexión”.

El Tour Human Warning inició en Durango durante la segunda semana de noviembre, de ahí viajaron a Zacatecas, Léon, Irapuato, Guadalajara, Puebla, Pachuca, Veracruz, Tehuacan, Oaxaca y la capital del país.

Reconoce que vivimos un momento crítico como Nación, que todos en mayor o menor medida tenemos la obligación de cambiar para bien y, en el entendido de que una sola persona no puede cambiarse a sí misma, es que recurren a la religión, a la fe y en particular a Jesucristo como guía y apoyo: ¿Nos quejamos, pero qué hacemos por nosotros mismos?

Y hay coherencia en su dicho. Sucede que el Tour Human Warning son un grupo de amigos que tienen una misma convicción, una especie de emprendedores sociales conscientes de que una gira como esta requiere inversión y por ello aportan los recursos para efectuarla.

“La mayoría de empresas que apoyan eventos de rock, metal y cosas similares están relacionadas con el consumo de alcohol o de cigarros y no tenemos ninguna empatía con ellos. No recurrimos a ellos porque sería contradictorio, innegablemente sería más fácil, pero contradictorio”.

La idea de esta gira surgió en el quinto año del sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, explica, “en la cúspide de la violencia en México”, cuando se dieron cuenta de que “la gente estaba temerosa en sus casas y nadie había que estuviera proponiendo algo diferente y ahí fue cuando realmente surgió la idea, porque estaba todo muy pesado en todo el país” y por eso decidieron llegar a los lugares en los que entonces había más violencia, como Chihuahua, Monterrey y toda la zona norte “buscando ser una contraparte, una contrapropuesta a todo lo que estaba sucediendo en México”.

En Pachuca había apenas unos treinta entusiastas jóvenes para escucharles, mientras que en Puebla asegura haber tenido una asistencia de alrededor de mil personas atentas a la propuesta  y a la charla, con muy buena aceptación “porque es un momento de necesidad y están llegando oportunamente... en la mayoría de los casos todo ha salido muy bien, no tenemos más que los clásicos que se van a oponer con tonterías, pero seguimos adelante”.

Además, anótelo: en Semana Santa organizan el Exodo Fest, en el volcán La Malinche, en Tlaxcala, con cientos de chavos, bandas similares “y cero alcohol y cero drogas”.

@aldoalejandro