Pa' no molestar

Los rasgos de nuestra humanidad

Hace unos días informamos el lamentable hallazgo del cuerpo de Citlalli Paola, adolescente asesinada por su ex novio quien, luego de cometer el homicidio, llevó el cuerpo a un camino de terracería ubicado a un costado del fraccionamiento Lomas del Álamo, en Tolcayuca, “colocándole estiércol, tierra, una manta y costal de yute”.

Junto con los detalles de la averiguación previa, las lesiones que presentaba el cuerpo y algunos datos más sobre el caso, esta fue la información proporcionada por la Procuraduría de Justicia del Estado de Hidalgo.

¿Imagina usted el infierno que vivieron los familiares de Citlalli con su desaparición y con la noticia de que fue asesinada?, ¿puede usted darse una idea de la angustia, el dolor y la desesperación que enfrentan?

Sé y entiendo que el trabajo de la autoridad en cuestión es investigar los hechos e informar sobre los resultados a la opinión pública, porque esa su obligación, pero ¿y los derechos de los familiares de las víctimas?

La pregunta viene al caso también porque las corporaciones de seguridad en el estado, al informar sobre sus actuaciones y proporcionar detalles sobre la detención de personas que presuntamente han incurrido en ilícitos de diversa especie, presentan imágenes editadas de los detenidos impidiendo ver sus rostros argumentando la llevada y traída presunción de inocencia.

Pero, pregunto, ¿la población no tiene derecho a conocer el rostro de un sujeto que fue capaz de arrebatarle la vida a otro ser humano y que podría representar un riesgo potencial a la sociedad o que, incluso, pudo haber cometido otros ilícitos y habría posibilidad de que fuese identificado por un tercero?, ¿Es más prudente describir la saña con que esta chica fue asesinada que proporcionar el nombre del homicida “por razones legales”?

La Comisión de Derechos Humanos en Hidalgo, creo yo, debería emitir un pronunciamiento al respecto Y ESPEREMOS QUE NO TARDEN.

Robo de menores

La Fundación Nacional de Investigación de Niños Robados y Desaparecidos IAP, ha estado promoviendo un video en el que aseguran que han aumentado los rumores en torno al robo de menores con violencia en diversos puntos del país, afirmación que ejemplifican con al menos tres casos: Marcos Iván Agustín Galindo, quien fue arrebatado violentamente de los brazos de su madre y que, gracias a una ejemplar y solidaria respuesta de la ciudadanía y los cibernautas, fue recuperado luego de haber sido abandonado en una jardinera en León, Guanajuato; el pequeño de 4 años Dael de Jesús, en Villahermosa, Tabasco, no corrió con la misma suerte y tampoco Catalina Bedolla González, de 5, en Coyoacán.

Hace meses, la Fundación afirmaba que en el país se cuenta con el registro de al menos 45 mil menores desaparecidos; otras organizaciones elevan la cifra hasta 100 mil y hay incluso quien asegura que la cantidad es superior.

Ante ello, la Fundación hace un llamado a toda la población para unirse a su labor y: Contribuir al combate del crimen organizado que afecta a la niñez mexicana; pugnar por reformas legales que favorezcan su seguridad; colaborar con organizaciones de otros países para crear una red internacional que proteja a la niñez del mundo y, por supuesto, contribuir a la recuperación y rehabilitación psicológica de las víctimas de este delito (papás e hijos).

La organización dio inicio a la campaña permanente contra robo, trata y desaparición de niños, niñas y adolescentes y pone a disposición de la ciudadanía el  número telefónico 57608979 en la capital del país, así como sus redes sociales @FNINRD_MX en twitter y en facebook con el mismo nombre de la fundación.

Hablando de desapariciones

De acuerdo con el Programa de Mujeres y Niñas Desaparecidas “Dar Contigo” de la Secretaría de Gobernación, se cuenta con el reporte de 54 personas del sexo femenino extraviadas, desde los 3 hasta los 22 años de edad, al menos así marcan los primeros nueve registros… los únicos que se pueden ver en la página de la autoridad mexicana, porque los demás no abren.

De cualquier forma, la dependencia federal señala que “Si Usted ha visto o tiene información que ayude a localización de alguna persona, por favor comuníquese a los teléfonos 5598-0691 ó 5598-0793 en el Distrito Federal o bien 01800 322 9832 sin costo para todo el territorio nacional. Correo electrónico darcontigo@segob.gob.mx”.

También recuerde a la Alerta Amber México para la búsqueda y pronta localización de niñas, niños y adolescentes no localizados que pone a su disposición el 01 800 00 854 00…

Que pena…

Se me acabó el espacio y ya no pude hablar sobre el cardumen de rémoras que buscan ser diputados federales…

http://twitter.com/@aldoalejandro