Pa' no molestar

Te extraño Rita…

Hoy inicia el 1er Foro Nacional Observatorios Ciudadanos y Seguridad Humana en el Auditorio UVM Campus Chapultepec, Ciudad de México, que fue organizado con el objetivo de identificar y mejorar las prácticas exitosas en la medición de incidencia delictiva y evaluación de políticas públicas para el fortalecimiento de la seguridad pública. Se contará con la participación de observatorios de diversos puntos del país, especialmente Puebla, Chihuahua, Tamaulipas, Veracruz y Guanajuato.  

El evento, que concluirá el próximo viernes, pretende alcanzar resultados concretos: el fortalecimiento de los procesos de producción de estadística y el análisis en temas referentes al gobierno, seguridad pública, crimen, victimización y justicia a nivel local; la retroalimentación sobre prácticas exitosas de vinculación con autoridades, y el intercambio de herramientas para la recolección y análisis de información, la capacitación, la creación de conocimiento estadístico y la promoción de metodologías y normas internacionales, así como el desarrollo de investigación.

Hablando de compromisos

El Séptimo Foro para Miembros del Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) se llevó a cabo el 23 de julio con el tema Sostenibilidad financiera de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), que fue expuesto y discutido por los especialistas Timothy Heyman, presidente de Franklin Templeton Servicios de Asesoría México, y Juan Javier Toledo Gómez, de Hans Consultores, quienes hablaron de los múltiples factores que intervienen en la salud financiera de cualquier OSC.

Dado que los donativos solo representan un porcentaje (y es cada vez más pequeño) de los ingresos totales de las instituciones, señalaron, estas deben  de cuidar al máximo los recursos. Y así como las organizaciones se profesionalizan cada vez más en la procuración de fondos, la relación con los donantes a largo plazo es una carrera a parte, dado que también repercute en la sostenibilidad de la organización. Cuando hay una buena planeación de programas y proyectos, es posible involucrar a los donantes en diversos esquemas de patrocinios, becas o membresías.

Detallaron que una vez logrado el objetivo de contar recursos suficientes para la operación el gran reto de las instituciones es el control interno. Es decir, conocer el status de la organización en tiempo real, lo que permite salvaguardar los activos de la organización, todos los bienes y derechos, cuentas por cobrar, inversiones, etcétera. Todas las actividades, proyectos, procedimientos, recursos materiales e inmateriales tienen que estar dirigidos a la consecución de la planeación estratégica de la institución.

La institución debe de crear procedimientos que garanticen la información  veraz, oportuna y confiable y, no olvidar que el control interno también se refiere a la previsión de riesgos, en todos los aspectos. Se debe regular cómo y quiénes manejan los recursos de la organización (dinero, cuentas, muebles, administración de cajas chicas, computadoras) para evitar robos, extravíos, fraudes o desperdicios.

También sirve como parámetro de productividad, dado que establece mecanismos, cronogramas y procesos de cómo y quiénes deben hacer las cosas.

La recomendación

Armando Vega-Gil y Mauricio Achar tuvieron el buen tino de presentar hace casi dos décadas una serie de relatos para la Colección Aura de Selectoractualidad editorial. Divertida, sorpresiva y, si me acepta el término, hasta “manchada”, Cuentos de Humor Negro ofrece 14 historias que le hacen absoluto honor al género y algunas, créame, son bastante divertidas.

Entre los autores seleccionados, además de los propios compiladores, podrá usted leer textos de Cristina Pacheco, Alejandro Aura, José Luis Cuevas y Germán Dehesa, entre otros. Dos de ellos en lo particular son los que me atraparon: “Capricho”, de Jorge Luis Gaitán, y “El error de un perfeccionista”, de la queridísima Adriana Díaz Enciso quien, por cierto, en abril pasado nos obsequió “Nieve, agua”, que publicó Mano Santa Editores. Son dos poemas largos escritos en 2005 y en 2011, unidos en un libro que la autora dedicó a Ana y Rita Guerrero.

Los poemas son hermosos, desgarradores. Cada frase es un reclamo que a fuerza de lectura se transforma en agradecimiento, en un afán de esos que se antojan imposibles por mantener viva y cercana la presencia, la memoria, la historia. Nieve, agua. Adriana Díaz Enciso rubrica así una estrecha amistad con Ana y Rita y nosotros, fieles seguidores de Santa Sabina, agradecemos el atrevimiento. El texto lo puede usted descargar o leer en línea a través de http://manosantaeditores.tumblr.com/ o también en http://issuu.com/luisfernandoortega/docs/adriana_d_web

Empatía...

Caricia silente para el alma adormecida

No más pa’ recordar: hace 32 años, un 29 de julio de 1983, falleció el director Luis Buñuel…

http://twitter.com/@aldoalejandro