Pa' no molestar

Materiales para construcción hechos con residuos

Pues como dije una vez, no están ustedes para saberlo, pero yo sí para contarlo.

Sucede que Kimberly Torrijos García, Hugo Alejandro Uribe Rojo, Antonio Vilchis Reyes, Ramiro Llojan Cruz Gutiérrez y Eduardo García Virgilio, son estudiantes de arquitectura del Instituto Tecnológico Superior de Huichapan, Hidalgo, que con la asesoría de Ascención Evanan Olvera Alvarado, desarrollaron materiales de construcción para calles y banquetas a partir de vidrio de desecho, PET y residuos de la producción de cantera.

Este proyecto fue presentado en el Concurso Nacional Expo Ingenierías 2016, organizado por el Instituto Tecnológico de Querétaro (ITQ) y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). De hecho, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología emitió un comunicado sobre este trabajo de los jóvenes estudiantes hidalguenses.

En Huichapan, detalla Kimberly, la explotación de yacimientos de cantera para su labrado y laminado es un medio de subsistencia para gran parte de la población y es constante la generación de residuos (tanto pedacería como material en polvo) considerados como desechos y que están ocupando extensiones territoriales en los espacios urbanos, así como en caminos vecinales, lo que no solo representa la alteración de los ecosistemas existentes sino también una importante contaminación visual de la zona.

La estudiante detalló que Hidalgo es de los principales productores de cantera en el país, actividad que ha detonado el desarrollo en la región desde hace varios años, pero esta ha generado toneladas de residuos "porque las empresas no los consideran como materia prima potencialmente aprovechable para procesos industriales alternos, al contrario, los consideran desechos que se han acumulado de manera indiscriminada en tiraderos expuestos en el medio ambiente. En nuestra investigación descubrimos que del 100 por ciento de la cantera que se utiliza para fines de construcción, 60 por ciento se convierte en desperdicio, que es del que estamos hablando".

En su proyecto proponen el desarrollo de materiales para la construcción que incluye la utilización de otros desperdicios inorgánicos, como el PET y el vidrio, para la fabricación de losetas que pudieran emplearse para banquetas o andadores de las ciudades o comunidades: "el objetivo principal de este trabajo fue valorar las cualidades de los residuos de cantera generados en los diferentes procesos de explotación, laminado y labrado, para proponer usos alternos...".

Ramiro Llojan Cruz Gutiérrez indicó que el proceso de elaboración de este material es parecido al del adoquín o tabiques tradicionales, por lo que, dijo, si se decidiera llevar esta iniciativa a niveles industriales, no se requeriría de una infraestructura especial.

"Necesitamos un trompo y los agregados que sería el PET y vidrio triturados, así como la cantera, con una cantidad mínima de grava para que no pierda la parte del proceso tradicional; aunque en este primer prototipo utilizamos cemento convencional, para la siguiente etapa estamos considerando otra opción muy efectiva que se está desarrollando en el sureste de nuestro país, en la que se está sustituyendo el cemento por ceniza de bagazo de caña, que se ha demostrado ofrece una gran resistencia".

Antonio Vilchis Reyes aseguró que, además de la reutilización del PET, se trabaja para que en las losetas desarrolladas se contemplen también detalles de decorado con propósitos estéticos; con ello, dijo, el material podría tener usos en acabados para interiores en casas habitación o edificios. "Nuestro proyecto tiene varias bondades, una de ellas tiene que ver con el costo, calculamos un 40 por ciento de ahorro porque se utiliza menos grava, que fue reemplazada por el PET y el vidrio; además, se reduce el impacto ambiental, hablando de lo que contaminan los materiales para la construcción.

El proceso constructivo, por ejemplo para un andador, se podría hacer en varias etapas: primero es la elaboración de la mezcla donde se integran tanto el cemento, arena como el PET y el vidrio; después se pasa al proceso de colado y enrasado para, posteriormente, colocar la cantera. Este material también puede servir para acabados porque puede adaptarse tanto para adoquín como para losetas, lo único que se cambiaría serían las medidas de la cimbra, los agregados seguirían siendo los mismos", puntualizó.

Ascención Evanan Olvera Alvarado, indicó que, como parte del proyecto, se pretende llevar esta propuesta a las instancias gubernamentales, a fin de que pueda implementarse en los centros urbanos y comunidades que tienen la problemática de estos desechos. "Nosotros buscamos vincular el conocimiento que se genera en el Iteshu para aportar soluciones a las problemáticas del entorno.

Esta propuesta es muy conveniente para, por ejemplo, centros escolares, calles y avenidas de las ciudades. Los gobiernos son los primeros en estar conscientes de la problemática de los residuos de cantera, PET y vidrio que hay en el estado. En la carrera se procura la cultura del reciclaje y la aplicación directa de esos materiales de desecho, tratamos de concienciarlos de que todo lo que está a su alrededor puede ser material utilizable, solo es cuestión de observar y saber dónde ocuparlo", finalizó.

alejandro.evaristo@milenio.com