Pa' no molestar

Letras góticas… la belleza de Frizia

Frizia Guerrero es poeta y tuve la increíble oportunidad de platicar con ella hace días.

Estudió Arquitectura en la UAM Xochimilco y Psicología en la UNAM. Es colaboradora de la revista digital Letras de Reserva y ha participado en eventos como el Festival Internacional Grito de Mujer, 2013 y el Slam poético de Editorial Circo Literario en el marco del "Festival Verbo", 2013; además, es colaboradora de Literatta revista literaria, gratuita virtual de Mendoza, Argentina, así como de la revista La Libélula y de Libélula Nocturna, entre otros medios y actividades, amén de que ha sido invitada a varios eventos literarios.

Dice tener varias influencias y en particular menciona a psicoanalistas como Emil Cioran o Georgel Moctezuma porque esas son precisamente sus lecturas favoritas, "no tanto a otros poetas o literatura en general, me gusta leer sobre psicoanálisis".

Ya ha publicado cuatro poemarios. El primero fue "Neuro-ábside delatada" (...Me alojo en el verso de tu sigilo, desmoronando la estructura de lo evidente. No me postro ante tu tacto porque mi perspectiva es discontinua...); el segundo fue "Amartelada concepción quimérica" (obra cuyo título "refiere a partir de la ilusión que engendra un cariño circular tenue e incognoscible hasta que, de manera osada al recorrer las sendas fantasmagóricas de su creación punzante, inaugurada con evocaciones inocentes se construye, exhibe, interpreta y reinterpreta continuadamente, volviendo a delinear el perímetro de la fisonomía neutra que la constituye y valida").

El tercero fue "Concilio Haiku" (descrito como "una reunión, un festín al que arriban versos de cinco, siete y cinco sílabas -preferentemente-, cada uno convocado por la introversión de Frizia para hacerle coexistir con otras publicaciones, en los rincones diminutos de la exploración y agrupa tácitas extinciones: vida, percepción, holística, conocimiento, haiku, metafísica, amor, muerte, ausencia y etcéteras. E intenta rescatarles y -quizá, así-, restablecer la forma de su búsqueda"), y el cuarto, "Temictilonican (el lugar de los asesinos)".

Sobre este último, Frizia afirma: "me gusta dibujar las letras. Creo que es una nueva manera que podemos utilizar para representar a la poesía por medio de los dibujos. Mi poesía tiene que ver más bien con tirar líneas y generar más de un discurso. Si ves por ejemplo en mi cuarto poemario, mi intención es dibujar las siluetas de rostros de asesinos y de muertos. Mi cuarto poemario se llama Temictilonican (el lugar de los asesinos). A partir de esas formas pretendo que, además de lo que se puede leer de izquierda a derecha, el inconsciente capte un nuevo discurso, además de la imagen".

Involucrada a fondo en el mundo cultural y la escena gótica en la capital del país, Frizia reconoce su muy particular gusto por ello y sobre tal escribe: "siempre me agradó, siempre me sentí coincidente, sobre todo con temáticas por ejemplo de la muerte, la melancolía o la soledad, entonces tuve que hacer algo al respecto de lo que sentía dentro de mí, en reciprocidad, externarlo".

Antes de concluir, Frizia nos regaló a usted y a mí un haiku, poema de origen japonés "en los que trato de recuperar esa tradición y traerla un poco a la realidad de México, a mi realidad; casi los que hago son introspectivos...

Muere la muerte

Muere al morirnos

Morimos muertes...

En redes sociales le puede usted encontrar como Frizia Guerrero o Criptomórfica editorial y, por si tiene oportunidad, acuda hoy a las 8 de la noche, en el nuevo Foro Hilvana (Puente de Alvarado #17, colonia Buenavista), donde Criptomórfica editorial presenta sus cuatro primeros títulos, tres de ellos son poemarios de Frizia y uno más de Cristhian Chavero, con quien también hubo oportunidad de platicar, entrevista que será presentada en otra entrega.

EMPATÍA

Detesto tus zapatillas blancas, pero adoro el contraste con tus piernas.

alejandro.evaristo@milenio.com