Pa' no molestar

Cuestión de fe

En unos cuantos días empieza el periodo de asueto por la Semana Santa que, a pesar de tratarse de festividades religiosas, se convierte para muchos en una imperdible oportunidad para vacacionar con la familia.

Infortunadamente, las condiciones económicas y la seguridad pública en el país no son las óptimas, como pretenden hacernos creer. Así que, por favor, extreme precauciones, guíese por el sentido común y no le juegue al vivo… jejeje, es curioso, pero seguramente le voy a sugerir algo similar días antes a la elección del próximo 7 de junio.

A ver si es posible evitar a tanta rata.

 HABLANDO DE RELIGIÓN…

Por allá de 1979, una novela de Charles Sailor se convirtió en fenómeno debido a las altas ventas que reportó durante el verano (seis millones de copias). Se trataba de “El Segundo Hijo”, una historia cuyo entramado giraba alrededor de Joseph Turner, un obrero de Nueva York que, luego de caer de un edificio en construcción y resultar inexplicablemente ileso, empieza a manifestar una serie de cualidades que hacen pensar a propios y extraños, El Vaticano incluido, que él es hijo de Dios, que ese momento de la historia es el del regreso del mesías. La intriga, el amor, el suspenso y, evidentemente, la religión, están presentes en este best seller que me permito recomendarles, no sin antes advertirles que NO es un Premio Nobel, ni un Pullitzer…

Recuerdo todavía una frase que me impactó cuando, apenas con 12 o 13 años, tuve la oportunidad de leerlo: “Sus manos curaban, sus palabras movían multitudes. ¿Era el salvador?, ¿el mesías?”. 

HAWC EN PUEBLA

Hace unos días se inauguró en Texmalaquilla, Puebla, el observatorio de rayos gamma HAWC (High Altitude Water Cherenkov), en el Volcán Sierra Negra, con el que los científicos podrán estudiar fenómenos como explosiones de supernova, coalescencia de estrellas binarias y el colapso de objetos compactos; permitirá el estudio de la actividad del centro de la Vía Láctea, pulsares y sus nebulosas asociadas, regiones de aceleración de rayos cósmicos y la distribución en detalle del campo magnético galáctico; se podrá monitorear la actividad solar y su interacción con el campo magnético terrestre, y será posible hacer estudios relacionados con la naturaleza de la materia oscura.

Este observatorio es único en el mundo por su capacidad de detectar de manera permanente la radiación electromagnética más energética del Universo, observando diariamente dos tercios de la bóveda celeste.

De acuerdo con los datos proporcionados por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, el lugar está ubicado a 4 mil 100 metros sobre el nivel del mar y está integrado por 300 detectores Cherenkov, cada uno constituido por un enorme contenedor de agua ultra pura de 5 metros de alto por 7.3 metros de diámetro, dotado con instrumentación de muy alta sensibilidad. Este experimento monitorea las 24 horas del día los 365 días del año fuentes celestes emisoras de rayos gamma. Esos detectores permiten registrar la caída de rayos cósmicos a través del llamado efecto Cherenkov, nombrado así por su descubridor, el premio Nobel de Física en 1958, Pavel Alexeievich Cherenkov. El efecto se produce cuando una partícula cargada se mueve en un medio transparente a velocidad superior a la de la luz, lo que produce una perturbación electromagnética. La mejor forma de rastrear la partícula es un tanque de agua hermético y oscuro.

En este proyecto, hoy participan instituciones educativas de educación superior, como  la UNAM, el IPN, la BUAP y la Universidad Politécnica de Pachuca, entre otras, así como universidades, agencias e institutos estadounidenses.

Los líderes de la colaboración mexicana y estadounidense, Alberto Carramiñana Alonso (director del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica) y Jordan Goodman (investigador de la Universidad de Maryland), respectivamente, apoyaron las palabras de France Córdova, directora de la National Science Foundation, en el sentido de que “HAWC representa un paso crítico en nuestro esfuerzo para comprender los extraordinarios misterios de nuestro universo”.

HAY QUE IR

La sede hidalguense de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC) será beneficiada con la puesta en escena del espectáculo multidisciplinario “Quién es el que anda ahí. Cri-cri, el Grillito Cantor” que se llevará a cabo en el auditorio Gota de Plata en la capital hidalguense. Apenas inició la promoción del evento, que se efectuará el 1 de mayo a las 18:30 horas, pero nunca es demasiado temprano para llamar a la solidaridad en beneficio de los pequeños…

Para obtener más información, no dude en comunicarse al 01 800 8902 872.

@aldoalejandro