Pa' no molestar

¡Compren más camiones ya!

Viajar en Tuzobús es una experiencia de esas que sí se desean al peor enemigo, a la gran mayoría de los políticos y a cualquier sujeto que usted considere despreciable, servil, barbaján y mediocre. Y créame, la lista es larga.

Con todo y los tres días en que el servicio estuvo “funcionando” de forma “gratuita”, el nuevo sistema de transporte que aparecería para convertirse por quién sabe qué mágica fórmula en una especie de salvación que, supuestamente, vendría a cambiar la vida y destino de los pachuqueños y de todos los que vivimos o sobrevivimos en esta ciudad, se está convirtiendo en uno de los peores errores de la actual administración.

El impopular proyecto que cacarearon hasta el cansancio nuestros estetas de la administración pública ha generado más problemas de los que ha resuelto. No se necesita ser un genio para percatarse de que la demanda de transporte público ha rebasado la “capacidad” de las autoridades estatales para dar respuesta a trabajadores, estudiantes, padres de familia, amas de casa, empleados, maestros y demás.

Hace días, algunos voluntariosos “servidores públicos” decidieron demostrar que toooooooodos los que hemos padecido un viaje en el nuevo sistema de transporte pachuqueño somos exagerados, antigobiernistas y demás, así que decidieron hacer un recorrido que incluía a guaruras y paleros que confirmarán no sólo la excelencia del servicio, sino también la gentileza, la prestancia, la humildad y la sapiencia características del jefe (sic, sic y recontra sic). El punto era evidenciar que los cientos, miles, que hace días marcharon para manifestar su inconformidad en torno al nuevo transporte, estaban en un error.

Ellos sí viajaron cómodamente en uno de los 43 autobuses (sí, no le miento, son 43 las unidades que están cubriendo el servicio de transporte público en la ruta con mayor demanda en la capital del estado) y por eso afirman que ni van tan llenos, que el servicio es constante y que la gente “ya le está agarrando la onda”. Seguramente viven en la misma dimensión en que las reformas estructurales están dando resultados; en el país en que la debilidad del peso frente al dólar es una buena noticia y una época de oportunidades, y la misma en que una actriz gana lo suficiente como para poder pagarse una casita de esas que se cotizan en millones y millones de dólares…

Hago mía la frase de una señora que intentaba descender en una de las estaciones que hay en avenida Revolución: “no, si no estamos contra la modernidad, sino contra la forma en que quieren que llegue…”. Y tiene razón.

Si a alguien se le hubiera ocurrido hacer una planeación real del proyecto y no aventarse como el borras, otro gallo estaría cantando y la gente estaría realmente reconociendo el esfuerzo (¿?), el trabajo (¿?) y la capacidad (¿?) de las autoridades (¿?). Es un buen proyecto y es un buen medio de transporte, innegablemente, el problema es que son pocas unidades para la increíble cantidad de usuarios.

¿La solución? Hay que comprar no cinco o seis, sino decenas de autobuses más para que el servicio sea, si no eficiente, sí suficiente.

La recomendación

Víctor Vega Cataño es creador de la saga Monstrom, una serie de aventuras fantásticas dirigidas a los pequeños lectores amantes de hadas y brujas y dragones y pócimas y monstruos de colores…

La aventura empezó con “La guarida de la bruja”, a la que siguieron “El monstruo bajo la cama”, “Monstruos devora-hadas” y “El hechizo de Gorgona”, cuentos que harán la delicia de los pequeñines e incluso de los adultos, pues más de uno estamos ansiosos por seguir de cerca las aventuras de Asla, Niamh y Puck, nuestras tres divertidas protagonistas.

Estas hadas representan toda la magia y fantasía que puede recrearse en la mente infantil y por ello precisamente es que el trabajo de Víctor es digno de admiración y respeto. No solo creo todo un mundo para los pequeñines, ideó una serie de historias alrededor que mantienen al lector atento al desarrollo y travesuras de nuestras pequeñas amigas.

Nuestro autor es un editor independiente, así que su obra la tendrá que solicitar directamente en sus sitios y perfiles en internet o al correo moovil_monstrom@hotmail.com Para los amigos de Pachuca, Víctor Vega cuenta con un stand en la Feria Universitaria del Libro que se desarrolla allá en la Ciudad del Conocimiento de la UAEH, así que tiene usted todavía algunos días para adquirir libros, cuaderbnos, calcomanías separadores y demás productos relacionados con Monstrom, una saga que no debe faltar en la biblioteca de los chiquillos.

Empatía

La de nuestros labios es también una hermosa fantasía…


@aldoalejandro