#ANDO Moreleando

El tabú de la política

Además de la religión, la política es uno de esos temas tabú que es mejor evitar en la mesa. Todo lo que hace referencia a ésta parece impregnado de ideologías perversas, tramas complicadas y actos corruptos. Desde la sociedad civil también hay cierta repulsión hacia los políticos tradicionales, en muchas ocasiones es imposible establecer diálogos o acceder a información debido a la opacidad de los funcionarios o de sus estructuras. Estamos desencantados con el gobierno.

Por otro lado y contradiciendo al párrafo anterior, la política es un término tan amplio y tan relevante que debería de importarnos a todos. Las repercusiones de las decisiones políticas nos afectan de manera cotidiana y nosotros podríamos y deberíamos participar en estas dinámicas. Si más ciudadanos y más organizaciones sociales participáramos en política, la situación actual no sería tan deplorable. 

En todos los casos exitosos de resolución de conflictos la sociedad civil se ha involucrado en política. No importa si se trata de iniciativas en comunidades rurales o en grandes ciudades, los ejercicios de gobernanza en los que el gobierno y los ciudadanos interactúan son mucho más eficaces que los esfuerzos en solitario. Por eso debemos de perderle el miedo a la palabra y a la acción política desde la ciudadanía. Por eso hay que sacudirnos el tabú y empezar a hablar de política en la mesa. 

PD

Como ciudadanos podemos comenzar a participar de manera sencilla; informándonos, dialogando o involucrándonos en iniciativas sociales. Recomiendo echarse un clavado al caso de Wikipolítica y a losoigo.mx 


aldovaldes@gmail.com