#ANDO Moreleando

La política en tiempos de Facebook

Estamos a unos días de que comience la campaña electoral más grande de la historia de México. Lejos de entusiasmarnos por el proceso y la competencia, en el aire político se respira tensión. Los ataques convencionales en terrenos como la televisión, la radio o la prensa escrita ahora estarán acompañados de un elemento explosivo: las redes sociales. 

A partir de que Barack Obama ganó las elecciones en el 2008 fue evidente que herramientas como Twitter y Facebook ocuparían un lugar especial en las campañas de distintas latitudes.

Sin embargo, en los últimos años la proliferación de fake news y escándalos como el de Cambridge Analytica han ensuciado la percepción optimista del uso de redes sociales en política. 

Ante el evidente aumento en el acceso a internet en nuestro país conviene hacer una pausa y preguntarnos si realmente se está generando valor en las discusiones de las redes sociales convencionales. O si por otro lado, simplemente estamos consumiendo información sesgada de las propuestas que encajan con nuestro perfil, en un contexto donde la protección de datos personales es nula. 

Es muy probable que algunos de los escándalos y ataques más contundentes entre candidatos se destapen en redes sociales. Es muy posible que haya discusiones irreconciliables entre amigos y familiares de manera virtual.

Es casi un hecho que los memes que se compartan por whatsapp acaben por colmar la paciencia de muchas personas y terminen por democratizar (en el mal sentido de la palabra) la guerra sucia. 

Como no hay manera de prevenir esto y estamos a solo unas horas de que comiencen los juegos del hambre de poder, recomiendo: 

a) No caer en provocaciones viscerales. 

b) Usar el corazón, pero también la cabeza. 

c) No darle demasiada importancia a mensajes efímeros que se olvidarán en unas horas. 

d) No defender con la vida propia a un candidato o a una candidata (en caso de no ser su guardaespaldas). 

e) Nunca, jamás, darle más importancia a un slogan político que a una relación personal. 

f) Explorar iniciativas como Voto Informado, Candidatura Transparente, LosOigo y muchas otras en las que se promueve el acceso responsable a la información. 

El acceso a internet es visto como un derecho en algunos rincones del planeta y el poder consultar distintas fuentes de información es una gran ventaja. No le tengamos miedo a las redes sociales; usémoslas apropiadamente. 


aldovaldes@gmail.com