#ANDO Moreleando

Aniversarios

Este mes Moreleando cumple cuatro años. Muchas cosas han cambiado desde el nacimiento de la organización cuando un grupo de ciudadanos y ciudadanas decidió salir a las calles y proponer, con lo que estaba a su alcance, una convivencia alternativa al miedo y al encierro. En el 2012 el centro histórico se encontraba en depresión, los espacios públicos y los comercios se deterioraban, el corazón de la ciudad se desangraba. Pero precisamente en una de sus arterias principales comenzó la intervención que haría que este sector de la ciudad renaciera. 

Muchas personas, en distintos momentos, han contribuido al desarrollo de este gran proyecto. El hecho de que los eventos mensuales de Moreleando y el uso del espacio público sigan siendo una constante en la ciudad sólo se puede explicar de una forma: el ethos del proyecto es ciudadano. Aunque existan transiciones y las condiciones cambien, la ciudad se hace todos los días, y en una región donde aumenta la participación los asuntos públicos tienden a mejorar. 

De hecho, la aparición y el desarrollo de Moreleando no son entendibles sin el resto de propuestas que han surgido de manera paralela en La Laguna. Durante esta etapa las organizaciones de ciclistas han logrado incidir en políticas de movilidad y visibilizar a otros actores antes ignorados en la vía pública, han surgido OSC’s que pretenden defender y vigilar el uso de recursos públicos en el centro, se ha desarrollado crítica que al ser constructiva puede ser muy útil para el resto de los actores y han nacido intervenciones que también invitan a usar, a convivir y a disfrutar nuestra ciudad. 

La Laguna es un ejemplo de cómo la sociedad civil organizada puede generar cambios en su entorno. Ese enfoque ciudadano, de presión y de propuestas, es el que no podemos dejar que se marchite. A la región le queda mucha tarea, desde teleféricos salidos de contexto hasta tragedias como lo sucedido en Patrocinio, pasando por la defensa de nuestros recursos naturales y nuestro ecosistema, tenemos que seguir informándonos y actuando. 

Moreleando, como plataforma en asuntos de ciudad, celebra y agradece en plural. Después de haber trabajado durante cuatro años con muchas otras personas y organizaciones para mejorar nuestros espacios, conviene detenernos, pensar en el camino avanzado y planificar los tramos que vienen para que nuestra región no se vuelva a enfermar.