Opinión

La cruda electoral

Mientras esperamos los resultados oficiales del proceso electoral, podemos comenzar a sentir los efectos que va dejando el nuevo reacomodo de los poderes políticos en el estado.

Las campañas inexistentes, los escándalos, las acusaciones, la indiferencia histórica de la ciudadanía a las elecciones intermedias se vio reflejada en las urnas, puesto que apenas cuatro de cada diez poblanos salieron  a votar. 

Sólo 40 por ciento de quienes viven en este estado, decidieron ejercer su derecho y obligación para elegir a quienes nos representarán en el Congreso de la Unión.

Una vez más se reafirma la máxima de que “en política nada está dicho” y en este sentido, llama poderosamente la atención el reordenamiento de las fuerzas políticas para el estado de Puebla, donde según los datos del PREP,  el PRI se posiciona como la primera fuerza seguido por el PAN como segunda y ahora teniendo a MORENA en la tercera posición; este último compitiendo por primera vez como partido y desplazando al PRD hasta el quinto lugar, detrás del PANAL que logra reagruparse como la cuarta fuerza política en el estado. El PVEM y Movimiento Ciudadano en sexta y séptima posición respectivamente y de ahí los partidos como el del Trabajo, Partido Humanista y Partido Social de Integración quienes ven cómo su registro se dirige al precipicio. 

Las lecturas sobre estos resultados obligan a reflexionar no sobre lo que hizo el PRI, sino lo que dejo de hacer el PAN. Si bien los fantasmas de los acuerdos cupulares se mantienen, lo cierto es que el nuevo panismo poblano no cumplió con sus metas, por lo menos aquellas que buscaban reafirmar su liderazgo en el estado y sí puso en circulación al fantasma del voto de castigo, hecho que se ha replicado en diversas entidades del país. 

Sin duda estos resultados generarán una interesante reingeniería en las estrategias partidistas de cara al proceso electoral del 2016 en Puebla y no dude que las posturas que cada fuerza política tiene sobre una mini gubernatura o un periodo ampliado, puedan modificarse de acuerdo a sus intereses. Los resultados derivados de la votación de este domingo 7 de junio, pueden cambiar el escenario para todos aquellos perfiles que buscan escalar hacia el cerro de Loreto y Guadalupe, donde algunos personajes refuerzan sus ambiciones y otros más observan como su oportunidad se les va de las manos. No hay que olvidar que para algunos, ganar esta elección era sin duda la primera base antes de llegar a ‘home’ y los ‘poncharon’.