La contraloría detrás del contralor


Luego de tres años al frente de la Contraloría de León, hemos logrado en equipo avances importantes en materia de prevención y vigilancia, acciones primordiales en el ejercicio que, de acuerdo a la ley, llevan a cabo las contralorías.

En total emitimos mil 300 recomendaciones a todas las dependencias y entidades que conforman la administración municipal, como resultado de investigaciones generadas a través de denuncias, así como de las 481 auditorías a la obra pública, contables, financieras y preventivas.

Dichas recomendaciones fueron remitidas para fortalecer el desarrollo administrativo del gobierno Municipal, y en consecuencia mejorar los servicios públicos así como prevenir posibles irregularidades.

De manera conjunta practicamos mil 448 auditorías individuales, encaminadas a verificar que los funcionarios desempeñen su cargo de manera correcta y hagan uso adecuado del tiempo en sus actividades como servidores públicos. De acuerdo a las facultades conferidas en la Ley Orgánica Municipal, la Contraloría se encargó de atender todas y cada una de las denuncias y quejas ciudadanas que sumaron 2 mil 193 expedientes debidamente integrados. Derivado de ello se emitieron 181 recomendaciones y se instauraron 70 Procedimientos de Responsabilidad Administrativa, de los cuales quedan pendientes de emitir sanción a 7 y 6 se encuentran en proceso de resolución por parte de la Contraloría.

Se suman además 37 Procedimientos de Responsabilidad Administrativa como consecuencia de irregularidades detectadas en auditorías y falta de presentación de Declaración Patrimonial, lo que da un total de 107 en toda la administración.

Es preciso reiterar que la Contraloría no cuenta con la facultad para sancionar. Esa responsabilidad corresponde en su momento al presidente municipal en turno para los funcionarios que no fueran de primer nivel; estos últimos son sancionados por el Ayuntamiento, mientras que los adscritos a paramunicipales, son sancionados por los propios consejos que rigen esas entidades.

Estos resultados son sólo una muestra el gran trabajo realizado, que no es atribuible a una sola persona, sino a un equipo de profesionales comprometidos con el servicio público y quienes con honestidad se desempeñaron para lograr lo que en un principio nos propusimos: ser una contraloría de vanguardia, cercana a la gente y comprometida con el cuidado de los recursos públicos.

De la mano de la sociedad, superamos las metas trazadas y dejamos los cimientos firmes para continuar con la labor de vigilancia y prevención que dan sentido a este órgano de control.

La actuación a lo largo de estos tres años fue siempre apegada a derecho, técnica y objetiva.

Habrá voces que digan que nos sobrepasamos en nuestras funciones. Otras que el trabajo quedó corto. En lo personal concluyo que cumplimos con todo cuanto marca la ley y superamos el trabajo realizado por anteriores contralorías. El tiempo dará la razón a quien corresponda.