Prevenir el desvio de recursos en campañas

Las campañas políticas están a la vuelta de la esquina. Los cargos públicos son entonces susceptibles de ser utilizados en beneficio de algún candidato o partido político.

Esto no quiere decir que ocurra regularmente, pero lo cierto es que la tentación del desvío de recursos es mayor en tiempos electorales, pues el privilegio de servir a la sociedad, puede tornarse en una prerrogativa para hacer uso indebido de ese cargo en beneficio de los aspirantes a puestos de elección popular.

Frente a esta realidad, tanto en la federación como en el estado llevan a cabo estrategias que intentan frenar las posibles actuaciones fuera de la ley, por parte de los servidores públicos en este proceso.

En sintonía, la Contraloría de León puso en marcha el Programa Preventivo Elecciones 2015, a través del cual se intensifica la vigilancia de los recursos públicos municipales y se busca prevenir su desvío a campañas políticas.

El programa contempla cinco acciones puntuales, cuyo fin es prevenir el uso indebido de recursos humanos, materiales, financieros, e informáticos que son administrados por el gobierno municipal, así como evitar el condicionamiento de la entrega de apoyos sociales, a cambio de votar por algún candidato o partido político.

La primera acción será firmar una carta con 10 compromisos que involucran a todas las dependencias de la administración municipal, incluyendo al alcalde, Octavio Villasana Delfín. El objetivo es comprometer al gabinete municipal a proteger el patrimonio municipal y continuar con el desarrollo de programas sociales sin condicionamiento alguno.

El programa contempla como segunda acción la capacitación a servidores públicos, respecto a la normativa que rige su actuar en este proceso electoral, con el objetivo de que conozcan cuáles son sus derechos y obligaciones, es decir, lo que pueden y no hacer en el marco del proceso electoral.

La acción número tres es la edición especial del Boletín del Servidor Público, con el que se busca reforzar lo aprendido en la capacitación, ya que contiene de manera concentrada la información referente a las normas aplicables a los funcionarios municipales en esta materia.

La cuarta acción consiste en intensificar la supervisión del tiempo y recursos públicos, lo que se logrará mediante la aplicación de 150 auditorías individuales para verificar el uso adecuado del tiempo público, y la aplicación de usuarios simulados para comprobar que el servicio que se ofrece en las dependencias sea apegado a la norma. Se incrementará además la verificación de los programas y servicios públicos directamente en las colonias, con la ayuda de los contralores sociales.

Es indispensable la colaboración de los ciudadanos en la vigilancia de los recursos municipales, por lo que la quinta acción es fomentar la denuncia ciudadana. Para ello la contraloría municipal distribuirá 10 mil volantes y 20 mil correos electrónicos con la información alusiva y se auxiliará de los contralores sociales.

Los canales de denuncia son el teléfono 788-00-41, el correo electrónico contraloría@leon.gob.mx, la aplicación móvil Denuncia León y en el tercer piso de Presidencia Municipal.

Paralelamente se hará un monitoreo de los medios de comunicación, para verificar que los funcionarios se sujeten a la veda electoral.

Con esta iniciativa, la Contraloría municipal busca garantizar la imparcialidad de los servidores públicos y responder a la demanda ciudadana de vigilar el buen uso de los recursos municipales, que a final de cuentas, provienen de los propios ciudadanos.