Paridad de género en Guanajuato

El pasado 27 de mayo de 2017 entró en vigor la reforma a la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales para el Estado de Guanajuato, entre estas modificaciones se encuentran las disposiciones para garantizar la paridad de género en las candidaturas a diputaciones, presidencias municipales, sindicaturas y regidurías.

Después de casi 64 años de la inclusión de la mujer en los procesos electorales en nuestro país, aún fue necesaria una nueva reforma a la ley para garantizar su participación en igualdad de oportunidades frente a los hombres.

Las cuotas de genero para promover el involucramiento de la mujer en los cargo de elección popular, tuvieron sus inicios en la década de los 90's, el entonces Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE) establecía en su artículo 175 que los partidos políticos debían generar una mayor participación de las mujeres en su postulación a cargos de elección, el artículo transitorio 22 marcó la pauta al señalar que las candidaturas por ambos principios a diputados y senadores no debía extender de un 70% para un mismo sexo; en 2007 el poder legislativo debían de integrarse, cuando menos, de un 40% por personas de un mismo sexo.

Ante estos avances en materia de equidad de género, en el año 2014 como parte de la reforma electoral en la que el Instituto Federal Electoral (IFE) pasa a ser el Instituto Nacional Electoral (INE), así como el COFIPE se deroga y se crea la Ley General de Instituciones y Procedimiento Electorales, aún resulta necesario obligar a los partidos políticos a garantizar que el 50% de sus candidaturas –tanto locales como federales- sean ocupadas por mujeres.

México no es el único país que en el siglo XXI trabaja por garantizar una equidad de género, inclusive en países con un alto desarrollo social y económico es difícil aceptar la participación de las mujeres en la vida política; en muchos casos, a la mujer se le sigue confiriendo las responsabilidades del hogar y se mantienen ciertos estereotipos sociales, lo que para para algunos –tanto hombres como mujeres- hace difícil confiar en sus capacidades para ejercer cargos públicos.

De tal manera, con las actuales cuotas de género "se pretende producir un cambio cultural para evitar el predominio de un solo género en la esfera política" (INE, 2017) . En Guanajuato algunas de las reformas a la ley electoral para garantizar la paridad en igualdad de condiciones son las siguientes:

• Cada partido político determinará y hará públicos los criterios para garantizar la paridad de género, no se admitirán criterios en que alguno de los géneros le sean asignados exclusivamente aquellos distritos o municipios en los que el partido político haya obtenido los porcentajes de votación más bajos en el proceso electoral anterior.

• De las solicitudes de registro de candidatos, las listas de diputados por el principio de representación proporcional se integrarán por fórmulas de candidatos compuestas por un propietario y un suplente del mismo género, y se alternarán las fórmulas de distinto género hasta agotar cada lista.

• Las fórmulas de candidatos a diputados por el principio de mayoría relativa se registrarán con personas del mismo género. De la totalidad el 50% deberá ser de un mismo género.

• La planilla de candidatos a integrantes de ayuntamientos deberán estar integradas de manera paritaria y alternada entre géneros, comenzando desde el candidato a presidente municipal y continuándola hasta agotar las fórmulas. De la totalidad de las solicitudes de registro de planillas de candidatos a integrantes de ayuntamiento, el 50% deberá estar encabezada por personas del mismo género.