Opinión

La Seguridad Alimentaria según Peña Nieto; estrategia, reglas y presupuesto 2014

El campo es una prioridad para el presidente de México, Enrique Peña Nieto. Garantizar alimentos a 27 millones de mexicanos no es una tarea fácil, más cuando se sabe que es imposible revertir la pobreza de millones si no se garantiza su alimentación. No hay otra preocupación humana más importante que alimentarse, antes que pensar en otros proyectos mayores. Por eso desde la antigüedad se garantizaba el pan y el circo, aunque muchos aún dan el circo antes del pan y a veces puro circo.
Nuestro Presidente instruyó al secretario Enrique Martínez y Martínez la publicación del Programa Sectorial; producir 8 millones de toneladas de granos, tecnificar un millón de hectáreas de riego y reconvertir productivamente 500 mil has de aquí al 2018 entre otras metas. Para ello se trabaja en la propuesta de una gran reforma para el campo.
Mientras tanto, por primera vez desde que recuerdo, se convocó a toda la estructura nacional de Sagarpa para recibir las indicaciones operativas del año siguiente, se han publicado las reglas de operación del siguiente ejercicio antes de terminar el presente y se programó la apertura de Ventanillas para recibir solicitudes de apoyos a partir de los primeros días de enero. Para ser consecuente, el gobierno de la República destina para el estado más de mil 300 millones de pesos para 2014.
Conociendo la importancia del campo como fuente de agua para los centros de población, alimentos, empleo y riqueza para un tercio de la población, el presidente de la República instruyó la simplificación de la reglas de operación, agilizó su publicación, incrementó en casi un 10 por ciento el presupuesto y fortaleció en 9 programas y 59 componentes los apoyos para los productores en 2014.
Se destinan 650 millones de pesos al Proagro Productivo, y se fortalece con importantes acciones de Capacitación y Asistencia Técnica para la tecnificación y el mejoramiento parcelario.
El agua es la fuente de riqueza más importante, para obras de conservación y aprovechamiento en zonas áridas del estado se invertirán 79 millones de pesos, apoyo a la acuacultura y recursos adicionales para sistemas de riego agrícola.
La concurrencia de recursos federales para el campo poblano, equivalente al 80% del total, alcanza los 381.3 millones de pesos, 90 millones más que en 2013 y con el 20% estatal, esta cifra será de 476 millones para atender las necesidades de los productores poblanos.
Destacan durante 2014 nuevos componentes de apoyo para alcanzar la seguridad alimentaria, por ello se agregan agricultura familiar rural, urbana y periurbana dado que solo la producción y la productividad nos permitirá revertir la pobreza.