Opinión

La Navidad de Peña Nieto para Puebla

La reforma energética, al margen de posiciones patrioteras será de grandes beneficios para México, entre los cuales está recuperar la producción de fertilizantes nitrogenados de los que hoy se importan 2 millones de toneladas anuales con gran sobreprecio.

La Cruzada Nacional Contra el Hambre, la estrategia del gobierno de la República para atender a 27 millones de mexicanos que no tienen acceso a alimentos, está en marcha.

No conozco aún una condición humana más despreciable que aquella que se siente ante la imposibilidad de tener los alimentos que necesitamos todos los días. Y si no puedes tener los alimentos, no puedes pensar ni tener la fortaleza para aspirar a ninguna otra cosa.

Si no se resuelve el problema de la alimentación, no puede resolverse el problema de la pobreza que afecta a más de la mitad de la población nacional. En Puebla, hay más de un millón 800 mil personas en estas condiciones.

Hay muchos modelos para atender la alimentación y la pobreza, pero mientras no se haya vivido el problema, mientras no se conozca desde adentro de las comunidades y se escuche a quienes lo padecen, se seguirán cometiendo errores y dispendios. Si en verdad deseas ayudar a alguien, pregúntale cómo.

Las despensas alimentarias son una forma muy socorrida de atender el abasto de alimentos, sin embargo se acaban en tres o cuatro días. Entretienen el desarrollo de las familias y, aún más, lo anulan, igual que las dádivas económicas y cuando dejan de darse, la gente ya no sabe qué hacer.

La salida duradera es promover el desarrollo de capacidades y de producción de alimentos a partir de las grandes riquezas en recursos naturales que poseemos.

Tan sólo en Puebla contamos con mil 400 especies de importancia económica, 350 opciones alimenticias, 460 especies con usos medicinales, pero la población desconoce estos recursos. A la escuela se le olvidó enseñar a reconocerlos y utilizarlos racionalmente. Y por eso, muchos recursos como el suelo, el agua, la vegetación y la fauna se han ido perdiendo. No estamos ayudando a la gente ni siquiera en aquello que ellos podrían hacer por sí mismos.

La Cruzada Nacional contra el Hambre, impulsada por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, es una estrategia en la cual se identifican las principales necesidades de las familias y, junto a ellas, se hace un plan de trabajo.

A partir del decreto presidencial, creamos el Manual de la Cruzada, que describe las acciones y los 22 modelos productivos que aseguran la producción de los alimentos y se apoyan con los recursos de los programas de fomento.

También integramos el Manual de Capacitación, que contiene 100 cursos-talleres temáticos sobre alimentación y nutrición, y 200 videos de apoyo, acopiados de distintas procedencias para integrar una biblioteca y videoteca básicas.

En acuerdo y coordinación con la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), se instalan este año 2013, 7 mil 500 huertos familiares para producir al menos 10 kilos de hortalizas por metro cuadrado, tres ciclos al año.

Avances muy importantes en agricultura de conservación permiten hoy duplicar rendimientos y bajar costos en 50 por ciento; apoyos a 6 mil productores de autoconsumo así como a 7 mil 500 hogares con huertos familiares para que puedan cubrir sus necesidades anuales de alimentos, apoyos a más de 9 mil 500 productores cañeros, y las reglas de operación publicadas con la anticipación, que reclaman los productores, es la forma en que el presidente de la República dice a Puebla, feliz Navidad y más próspero 2014.

Yo deseo que la Navidad sea la gran oportunidad para reflexionar sobre nuestros logros y que el Año Nuevo llegue con metas renovadas y sea un tiempo de grandes realizaciones para todos.