Algo que vale la pena contar

Algo que vale la pena contar

-Me estás hablando de un Presidente de la República, ¿verdaderamente honrado?

-Tal como lo escuchas; aunque parezca imposible, existió. Lo malo es que duró muy poco en el encargo, apenas unos meses, de agosto a diciembre de 1832. Fue un interinato, suplía a Anastasio Bustamante.

-¿Y por qué dejó de ocupar la silla?

-Seguro que influyó su excesiva honradez. Hablamos de José Ventura Melchor Ciriaco de Eca y Múzquiz, mejor conocido simplemente como Melchor Múzquiz. Por cierto originario de Coahuila.

Como suele ser común, Don Melchor no fue profeta en su tierra, con la consumación de la Independencia pasaría a ser el primer Gobernador del Estado de México en 1824.

-Y ¿a qué se debe su fama de honradez?

-Según cuenta la leyenda, aborrecía profundamente la corrupción y el robo de los recursos públicos. Cuando asumió el poder en la Presidencia, construyó una habitación especial para concentrar el producto de los impuestos en la que nadie metía mano más que él, llevando un estricto control de las finanzas. No gastaba ni un sólo peso para entregar siempre cuentas perfectas e incrementar las reservas nacionales. Luego Bustamante negoció con Santa Anna sin tomar en cuenta a Múzquiz y éste último ofendido, presentó su renuncia ante el Congreso pero no fue aceptada, querían que siguiera gobernando. Sin embargo, Melchor fastidiado de los sucios manejos políticos de sus contemporáneos, simplemente salió de Palacio Nacional y se fue a su casa. Se cuenta que tiempo después, al caminar por la calle se encontró con Santa Anna, quien lo reprendió por llevar el uniforme de General en mal estado, con parches y remendones, algo intolerable para alguien que había sido Presidente. Múzquiz, simplemente respondió que no tenía dinero para mandarlo arreglar. Para 1844 falleció a los 54 años, en la más completa pobreza.

- No, pues... seguramente un garbanzo de a libra entre todos los que han llegado a ese puesto; deberían aprender y tomar ejemplo de su persona.

- Así es. Al final la historia pone en su lugar  lo que el pueblo juzga, mira siempre las manos limpias... y también las llenas.

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector.


radioelitesaltillo@hotmail.com  -  Twitter: @AlBoardman