Algo que vale la pena contar

Algo que vale la pena contar

El 24 de Junio, el mero día de San Juan... canta así el famoso corrido musical... ciertamente el Santo al que se hace referencia es San Juan Bautista, que en teoría nació seis meses antes que Jesús de Nazaret, de ahí el 24 de Junio. Según la tradición Zacarías mandó encender una hoguera para anunciar a sus parientes el nacimiento de su hijo Juan. Además es uno de los pocos Santos que celebran su festividad en su nacimiento y no así en su fallecimiento, como es tradición con los demás.

 

La celebración de la noche de San Juan, a la que hay que entender por "noche" es decir, durante las últimas horas del día 24 antes del 25, representa para muchos países (España, Portugal, Noruega, Dinamarca, Suecia y Reino unido, entre otros) un festejo que de alguna manera por su proximidad con el solsticio de verano (21-22 junio), sumó, como suele suceder históricamente, una festividad pagana con una cristiana.

 

Originalmente el día era dedicado al elemento "fuego" y se celebra el triunfo de la luz sobre la oscuridad, es por ello que en muchos países se suelen encender hogueras, brazas y teas.  Solsticio proviene del latín "sol" y "sistere" permanecer quieto, por lo que científicamente implica que en cada hemisferio durante el verano, el semieje del planeta se encuentra más inclinado hacia la estrella de su órbita, es decir el momento en que el Sol alcanza su posición más alta en el cielo. Así durante el verano el día es más largo y la noche más corta, ocurriendo lo exactamente opuesto durante el solsticio de invierno. Y obviamente depende de cada trópico, así para Cáncer el solsticio sucede del 21 al 22 de junio, mientras que para Capricornio del 21 al 22 de diciembre.

 

Tradicionalmente los solsticios han sido festejados por la humanidad con diversos rituales, por ejemplo, las hogueras encendidas en las costas de España tienen como objetivo dar más fuerza al Sol que a partir de ese momento comienza a perder fuerza en el hemisferio norte. Otras creencias van desde la apertura de portales dimensionales, la "Puerta de los hombres" para el solsticio de verano y la "Puerta de los Dioses" para el de invierno, que incluye la llegada de seres mágicos. Para el caso de Stonehenge, el monumento megalítico situado en Inglaterra cuya construcción se fecha en el 2500 a.C. recibe a casi cuarenta mil personas reunidas cada año para festejar el solsticio.

 

"El verano ha llegado, se marchó la primavera y con ella se ha de ir, todo lo malo en la hoguera"

 

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector.


radioelitesaltillo@hotmail.com