Algo que vale la pena contar

Algo que vale la pena contar

Venustiano Carranza convocó al Congreso Constituyente en 1916. Uno de los acuerdos previos que se tomaron, fue que los diputados se presentaran sin traje de etiqueta a la solemne sesión inaugural del 1° de diciembre, ya que muchos de ellos eran pobres y no tenían frac. Había en general tres grupos, Carrancistas, Obregonistas e independientes y sesionaban formalmente en el Teatro de la República. Las sesiones en el interior de aquel recinto fueron arduas, plagadas de discusiones que parecían no tener fin. Resultaba complicado amalgamar en un sólo documento, todos los mosaicos de opiniones y aportaciones de los grupos involucrados.

Cuenta la historia menos conocida en estos tiempos, que con el ánimo de difundir los trabajos realizados en aquel Congreso, nació una publicación periódica a la que se le llamó "El Zancudo" y que se publicó en Querétaro. Sus periodistas y escritores asistían a las sesiones, observaban, escribían y publicaban. Fue así como llegaron a conocerse muchas de las anécdotas que se sucedieron por aquellos días en al fragor de la batalla legislativa.

Y aunque se procuraba comunicar, como si de una secuencia de novela se tratara, los avances y retrocesos de los que eran testigos, de vez en vez, los cronistas echaban mano del humor para menguar las diferencias entre los actores del proceso. El último número del Zancudo al respecto esbozaba: 

"La Honorable asamblea Constituyente, distinguida esposa del caballero Pueblo Mexicano, dio hoy luz con toda felicidad una robusta Constitución. La niña es el vivo retrato de su padre. La señora madre a pesar de sus crueles sufrimientos en el alumbramiento disfruta de cabal salud. La recién nacida será llevada hoy mismo, a la pila bautismal por el C. Venustiano Carranza, en cuyo obsequio la madre de la pequeña dará un banquete. Se ignora aún el regalo que el padrino hará a la comadre. Felicitamos cordialmente a los padres y deseamos mil años de vida a la niña “Carta Magna”. El Zancudo de Querétaro, citado en El Universal, México, 8 diciembre 1917.

Dos meses y algunos días duró aquel proceso que finalmente logró consolidar muchos años de histórica lucha, y que este 2016, cumple los primeros 99 años de los mil, que le deseó el Zancudo.

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector.


radioelitesaltillo@hotmail.com