Algo que vale la pena contar

Algo que vale la pena contar

"Uno por pura supervivencia va convirtiéndose en monstruo. Nos vamos monstruorizando, no existe el verbo, pero..."  L. E. Aute

 

Me encantan las historias de supervivencia. Leídas o en el cine, siempre acaba uno por aprender algo. Y es que existe una muy delgada línea entre sentirnos intimidados por el entorno y estar completamente a su merced.

Siempre lo más importante es primero reconocer, e inmediatamente después, confiar en nuestros instintos básicos. El miedo activa los reflejos y despierta los sentidos, luego la repulsión nos permite a través de la vista, gusto, oído y olfato alejarnos de ciertos peligros.

La carne de gallina o el vello erizado, es una muestra clásica de nuestros instintos primigenios. Por un lado puede ser una respuesta al frío, ya que al erizarse se genera una capa de aire en la piel que protege de las bajas temperaturas; pero también es una respuesta a las emociones intensas, situación estrechamente relacionada con la liberación de adrenalina que prepara nuestro cuerpo ante situaciones de peligro o estrés.

En ocasiones la simple observación puede ser la diferencia. Por ejemplo, toparnos con un panal de abejas, o círculos de aves que no sean rapaces, son indicadores que advierten la presencia de agua.

 

El comentario viene a relación de que en estos días está estrenándose en el cine la película "Revenant: El Renacido". Nueva propuesta de Alejandro González Iñárritu, Leonardo DiCaprio y Emmanuel Lubezki.

No soy fan ni del protagonista, ni del Director, pero al menos considerando el avance de la película les daremos un voto de confianza. Basada en hechos reales, supervivencia en climas extremos, parajes inhóspitos e historia ambientada en el oeste americano, son elementos que prometen.

Sendas nominaciones al Oscar y valores añadidos, porque según cuentan, como no había suficiente nieve en Estados Unidos y Canadá, tuvieron que trasladarse a la Patagonia Argentina. Ahí, las condiciones de clima extremo incluso obligaron a renunciar a una buena parte de los colaboradores en el filme.

Y finalmente el costo de su realización, que terminó pasando de un presupuesto original de 60 millones de dólares hasta alcanzar la cifra récord de 135 millones. Hasta la fecha lleva recaudados 155.

 

Finalmente, veremos y diremos si el filme escapa al olvido, sobreviviendo a su propio pasado.

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector.


radioelitesaltillo@hotmail.com