Algo que vale la pena contar

Algo que vale la pena contar

Hubo un tiempo en el que bardos y juglares contaban las historias. Luego vendrían la letra impresa, la sintonía radial, la imagen en tecnicolor, todos ellos, medios de comunicación que en algún histórico momento ocuparon el cenit de opinión e información.Hoy en día producto de la evolución tecnológica, se han logrado condensar siglos, achicar distancias y burlar líneas de cálculo sobre aquello que podemos percibir y al mismo tiempo contar. 

Y es que resulta interesante apuntar que antes del uso frecuente de “la red”, ciertamente todos teníamos derecho a opinar, pero esta aislada intención encontraba dificultades para confirmar su trascendencia, más allá de un reducido círculo de interlocutores. Hoy el elemento “público” está teóricamente garantizado.

La difusión de ideas a través de la libertad de expresión, encontró un vehículo eficaz y alcanzó el objetivo de su universalidad. Obtuvo emancipación de teclado en teclado, de foto en foto y de voz en voz.  

Claro, con sus debidas excepciones, porque hay que decir que ni siquiera en este amplio espectro, se ha logrado garantizar al cien por ciento el pleno concepto de libertad. La historia reciente ha comprobado que en el mundo virtual, la censura también se resiste a morir. A pesar de ello, esta moderna y remozada Babel, al mismo tiempo de lograr difundir opiniones e información, va más allá: analiza, acusa y exterioriza un diluvio de criterios.

Con ese atributo en particular, ha logrado adquirir un peso de dimensiones colosales. Sobra decir que basta un sólo señalamiento, una evidencia, para constituir la punta del iceberg, volverse viral y cambiar completamente el contexto social y finalmente histórico de la cotidianidad.   

Es por ello que a propósito de su próxima fecha de conmemoración, el derecho y ejercicio de la libertad de expresión, más que nunca es una celebración de todos. Con su evolución ahora comparte el espacio, tanto en los medios de comunicación como en la voz de cualquier ciudadano. El oficio de Periodista es otro buen tema que se cuenta aparte y que por cuestión de caracteres, habremos de platicar en otro espacio. 

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector. 


radioelitesaltillo@hotmail.com