Algo que vale la pena contar

Algo que vale la pena contar

“Conozco algo que tiene más

espíritu que Napoleón, Vol-

taire y que todos los ministros

presentes y futuros: la opinión

pública”


Talleyrand.



Cuenta Pedro González Calero, que cuando estalló en Francia la revolución de 1830, hubo tres jornadas de barricadas en las calles, durante las cuales los liberales se enfrentaron a los absolutistas de Carlos X. Charles Maurice de Talleyrand, se pasó tres días asomándose al balcón, sin salir de su casa.

Al tercer día le dijo a su criado: –Parece que los nuestros van ganando.

–Su sirviente le preguntó: --¿Pero quiénes son los nuestros? –Y Talleyrand le respondió: -- Para estar seguro de eso, mejor te lo diré mañana.A poco más de una semana para celebrarse elecciones en el país, ¿ya tiene usted una clara idea de cuál propuesta votar? ¿Ha sido suficiente la información? o ¿es precisamente que la “feria de más” influirá en su toma de decisión? Y es que las campañas de desprestigio y la denominada guerra sucia, lejos de incentivar la participación ciudadana terminan por poner el último clavo del desencanto.

Decía Voltaire, “Escupe en el plato, sólo para que no coman los demás”¿De qué se trata entonces? ¿De emitir nuestro sufragio evaluando al menos peor? La sociedad merece más que eso y los políticos que tienen voz este país deberían saberlo.

O más bien, lo saben y se hacen… ingenuos. Tienen  entonces voz, pero no votos.

Según la lógica, una fórmula donde sobraran buenos perfiles y propuestas convincentes, invertiría los resultados.

¿Por qué es tan difícil evolucionar políticamente? Sigo pensando que como democracia, en las boletas, el ciudadano debería contar con una opción añadida a las casillas enmarcadas por candidatos y partidos, un recuadro más que permitiera legitimar nuestro derecho al voto, pero al mismo tiempo nos diera oportunidad de evidenciar nuestro descontento con las propuestas, una opción que llevara la leyenda, “ninguna de las anteriores, gracias por participar”“Un arte de los políticos es encontrar nombres nuevos para instituciones que bajo sus nombres viejos, se han hecho odiosas al pueblo” TalleyrandSomos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector. 


radioelitesaltillo@hotmail.com