Algo que vale la pena contar

Algo que vale la pena contar

“El hombre es un animal

que estafa, y no hay otro

animal que estafe fuera del

hombre.” Poe.



La corrupción es un mal tan antiguo como las relaciones entre los hombres.  Hubo funcionarios en la época de los faraones que se asociaban con profanadores de tumbas, antiguos griegos que inflaban montos en la construcción de partenones y romanos que cultivaban redes clientelares para el pago de favores.

Sin embargo las noticias de sus fechorías caminaban entre murmullos y despacito.Mientras el vínculo social se encuentre sujeto al intercambio monetario, la corrupción será una constante. Claro, hay sus variaciones.

En los gobiernos aristocráticos, (como decía Alexis de Tocqueville) los hombres que acceden a los asuntos públicos son ricos y sólo anhelan el poder.

Por otro lado, en las democracias, generalmente quienes pretenden ejercer el servicio público no son acaudalados y frecuentemente buscan tan sólo riqueza. Una pequeña imperfección del sistema de gobierno del pueblo y para el pueblo. 

Lo cierto es que en la actualidad la noticia dejó de caminar y corre; dejó de ser cuchicheo y se transformó en grito (literalmente) a los cuatro vientos. Incluso hasta las frases clásicas y su filosofía podrían evolucionar, como de: “No hay quien aguante un cañonazo de mil pesos” a “Difícilmente alguien aguanta un cañonazo de mil retweets”.

Las herramientas tecnológicas y de comunicación social, han dado un renovado empuje a la cultura de la denuncia y el escarnio público.

Pero ojo, un dato interesante es que esta nueva forma de participación no solo involucra a funcionarios, sino a cualquiera que se vea involucrado en un acto reprochable.

Cada paso en el mundo público e incluso privado, es fiscalizado por cualquiera con un teléfono inteligente y conexión a la red.Autoridades y ciudadanos formamos parte de un nuevo momento en las reglas del juego político, pero también social. Todos sin excepción nadamos vulnerables, como dice Sabina, en una transparente pecera de ciudad.

Si el vaso no está limpio, lo que en él derrames se corromperá.” Horacio

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector. 



radioelitesaltillo@hotmail.com