Algo que vale la pena contar

Y cuando despertó, el Neutrino estaba ahí III

Continuamos nuestro relato sobre los Neutrinos siguiendo los dos aportes anteriores. Tenemos así que su conformación inicial prácticamente los hacía indetectables. De hecho se les incluía en la categoría de fotones, es decir, partículas portadoras de luz y radiación que poseen una invariante de masa cero. Sin embargo, a través de muchos y complejos experimentos Kajita y McDonald, lograron demostrar que los neutrinos a pesar de ser partículas que mucho se aproximan a la velocidad de la luz,  ¡poseen masa!

Lo hicieron comprobando que los neutrinos "oscilan", es decir pueden cambiar de identidad y por ende forzosamente deben tener masa, aunque extremadamente ligera. Y es precisamente esta característica lo que les hace especiales. De hecho en relación a ello, podríamos ahondar en el tema hablando de materia y antimateria, pero lo dejaremos para otra ocasión. Por razón de espacio y a efecto de no cansarle, hablaremos mejor de una aplicación práctica y real del neutrino en nuestra vida cotidiana.

Hace apenas unos tres años, científicos de la Universidad de Rochester y Carolina del Norte, lograron poner en práctica los descubrimientos en relación a esta partícula. Transmitieron un mensaje usando un haz de neutrinos a través de 240 metros de piedra maciza. El contenido del mensaje fue simplemente: "Neutrino" y el receptor al otro lado lo recibió con éxito. Las expectativas son enormes.

Piense... adiós a los satélites, ondas hertzianas y electromagnéticas sujetas a atracciones, los neutrinos debido a su masa extremadamente ligera son muy poco alterados por la gravedad. Encontramos una forma de comunicarnos casi a la velocidad de la luz, con la característica de que estas partículas pueden atravesar cualquier tipo de materia con resistencia prácticamente cero. Será posible cualquier tipo de comunicación sin interferencias, bajo edificios de hormigón, incluso bajo el agua. Los neutrinos atraviesan planetas enteros sin apenas  inmutarse.

Su uso en las comunicaciones espaciales no se hará esperar, incluso hay quien especula que de existir vida en otros planetas, probablemente dichas inteligencias ya se estén comunicando a través de una posible red de neutrinos. Con todo lo dicho, dejo a su criterio pensar en la aplicación de esta nueva partícula respecto a la Teoría de Cuerdas, una elegante y cada vez más confirmada especulación.  

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector.


radioelitesaltillo@hotmail.com