Algo que vale la pena contar

Ni buena guerra, ni mala paz

"Ningún hombre debe ser tan tonto como para desear la guerra y no la paz; pues en la paz, los hijos llevan a los padres a la tumba y en la guerra es al revés." Herodoto

Quizá la osadía con la que en estos tiempos empleamos la palabra "guerra", haya hecho que desestimemos el peso auténtico del concepto. Decir guerra, todavía a principios y mediados del siglo pasado, implicaba un sinónimo de pesadilla real para quienes la escuchaban. Hoy en día existen guerras para todo, guerra de divisas, guerra de géneros, guerras virtuales, ¡válgame! existen, hasta guerras de chistes. El concepto está muy devaluado, al menos claro, para éste ámbito territorial del planeta.

Pero la guerra es cosa seria. Ciertamente es inherente al ser humano y por ende le ha acompañado desde el principio de los tiempos. La diferencia está en los niveles y tipos de conflicto. Hay contiendas internas, guerrillas regionales, cruzadas religiosas y por supuesto enfrentamientos mundiales.

"Se tardan veinte o más años de paz para hacer a un hombre, y bastan veinte segundos de guerra para destruirlo." Balduino I

Lo cierto es que se nos presenta como un hecho concreto y posible, que tiene como consecuencia la pérdida de vidas humanas y el colapso de naciones y culturas enteras. Existen varias teorías respecto a la "filosofía de la guerra", su porqué y sentido inseparable del ser humano. Al respecto me llaman la atención ciertas misivas que compartieron Albert Einstein y Sigmund Freud, en las que el primero le propuso al segundo intercambiar ideas  para desde sus particulares puntos de vista, entender el problema de la guerra y en segundo término, considerar una posible solución que evitara en las naciones este fatal destino. ¿A qué razonamiento compartido llegaron? ¿lograron establecer parámetros y posibles soluciones? Desmenuzaremos parte de este interesante diálogo en cuanto menos dos siguientes aportes de un tema que créame, vale la pena contar. Por lo pronto y ante la dinámica actual del contexto internacional, estemos pendientes, preparados. Y ¿sabe qué? lea, lea mucho, es increíble como el conocimiento puede ser el fiel de la balanza entre la sobrevivencia y el otro extremo.

"Sólo hay una guerra que puede permitirse el ser humano: la guerra contra su extinción. Isaac Asimov" 

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector.


radioelitesaltillo@hotmail.com