Nombres, nombres y... nombres

Sobrerregulación, desafío para negocio de la vivienda; verificadores de Infonavit, excesos y riesgo con nuevo seguro en agosto

Esperan frutos de SCT este año para resolver entrada del transporte de carga de México a EU; CCE baja guardia en lo fiscal frente a SHCP; en par de semanas Alliance Boots ofertará en BMV por negocio de farmacias de Casa Saba.

AUNQUE LA VIVIENDA muestra señales de mejoría, el tren de edificación de nuevas casas, como es público, va a terminar el año lejos de los niveles récord del pasado.

Cuando mucho se cerrará 2014 sobre 370 mil unidades, dada la problemática de los grandes desarrolladores, el cambio de reglas por el gobierno de Enrique Peña Nieto y la falta de énfasis en el crédito por parte de los bancos.

Hace unos días Homex de Eustaquio de Nicolás ya arrancó en forma su proceso de concurso mercantil, tras meses de resistirse a caer en ese estatus en el que abrió brecha GEO de Luis Orvañanos. El siguiente en la lista, no hay otra, será URBI de Cuauhtémoc Pérez Román.

Sólo la salida de estas tres firmas implica unas 90 mil casas menos para el mercado, irrecuperables por ahora, pese a la dinámica favorable de las vivienderas medias.

Queda claro que empresas como SADASI que llevan David y Enrique Vainer, RUBA de Enrique Terrazas, CADU de Pedro Vaca, VINTE de Sergio Leal, JAVER de Salomón Marcuschamer, DEREX de Aurora Garcíade León aprendieron la lección y no van a forzar la máquina.

Es el mismo caso de ARA de Germán Ahumada o SARE de Jorge Arturo Sánchez, que son las públicas y que ahora menos que nunca aceptarán que las presiones de los analistas influyan sus decisiones estratégicas.

Si bien la crisis de 2009 modificó el entorno del financiamiento para la vivienda, también hay que reconocer que las grandes desarrolladoras perdieron la disciplina.

En ese negocio se llegó a la generación espontánea de cientos de empresas que ni capital requerían para financiar tierra y urbanizar. A los proveedores se les pagaba vía factoraje.

En el gobierno de Felipe Calderón, en aras de romper marcas de construcción, llegó a autorizar vivienda lejos de las zonas urbanas, justificadas porque se atacaba un mercado de bajo nivel de ingreso. Igual se propició una especie de “subsidio dependencia”.

De ahí el cambio de reglas en esta administración, con la Sedatu que lleva Jorge Carlos RamírezMarín, que igual ha tenido que suavizar, dada la importancia de la vivienda para el ritmo económico.

Aun así no se crea en materia de regulación las desarrolladoras tienen que batallar, sobre todo en los requisitos en materia de construcción ecológica para lo que hace por ejemplo al Infonavit que implica unos 270 mil créditos.

Desde el sexenio pasado se crearon unidades de verificación que son manejadas por terceros en todo el país y en las que Infonavit descansa para mantener calidad en la construcción con estándares de sustentabilidad.

Ahí quizá Infonavit que comanda Alejandro Murat Hinojosa debe revisar el tema, puesto que aparentemente hay excesos de algunos verificadores.

Según esto, la empresa que comanda el también desarrollador de Tamaulipas, Jorge René GuajardoMaldonado, en este caso Promoción, Supervisión y Evaluación se ha convertido en un dolor de cabeza para muchos proveedores en el noreste, al privilegiar con su toma de decisiones a sus hijos Jorge René y Julio CésarGuajardo Rincón, dueños de JJ Materiales, compañía proveedora de equipo ecológico. De hecho, el empresario opera con tres cachuchas.

Según esto no es el único caso en detrimento de compañías como Gissa que lleva Alfonso González Migoya, Robert Bosch de Uncas Argüelles, Kruger de Manuel Graue, IUSA de Carlos Peralta, Depsa.

La sobrerregulación incide en los costos y rentabilidad de las empresas. El área encargada de estos temas en Infonavit está a cargo de Carlos Zedillo Velasco, hijo del ex presidente Ernesto Zedillo.

En la industria también hay expectativa porque se sabe que Infonavit instrumentará en agosto un seguro de calidad para los desarrolladores. Parece que sólo habría 2 o 3 compañías que podrían dar este servicio, con el riesgo de que la nueva exigencia se convierta en un cuello de botella.

Así que habrá que poner atención a estos detalles, que igual pueden afectar a un negocio que en los últimos tiempos no ha caminado como se desea.

* * *

LA NOVEDAD ES que la SCT de Gerardo Ruiz Esparza no ha quitado del dedo del renglón respecto al tema del transporte transfronterizo de carga, desafío que se arrastra desde 1994 y que los gobiernos de Vicente Fox y FelipeCalderón eludieron, no obstante que hay fallos en el ámbito del TLC a favor de México y que hasta se establecieron aranceles a 99 productos de EU, que luego se retiraron al implementarse un Programa Demostrativo que pocos frutos ha generado. La subsecretaría a cargo de Carlos Almada y la Dirección de Autotransporte Federal que lleva Federico Domínguez Zuloaga han mantenido contactos con los principales actores del expediente en EU para resolverlo de una vez por todas antes de que termine el año. Incluso se ha negociado con los teamsters de Jimmy Hoffa Jr. para aclarar que la entrada del transporte mexicano a EU por ningún motivo implicará la llegada de choferes nacionales, puesto que las reglas migratorias estarán por encima de cualquier convenio en la materia. Por lo que se conoce hay vientos favorables.

* * *

TRAS LA REUNIÓN mensual del pasado viernes en el CCE que comanda Gerardo Gutiérrez Candiani, queda claro que la dirigencia de la IP gradualmente ha bajado la guardia en lo fiscal. El titular de SHCP, Luis Videgaray, llegó frente al sector privado con todo su equipo, incluidos los subsecretarios Fernando Aportela y MiguelMessmacher, Oswaldo Santín y Abraham Zamora, coordinadores de asesores y de enlace, y el propio AristótelesNúñez del SAT. Nutrida presencia de los 60 consejeros, no obstante el primer partido del Tri en el Mundial. Largas exposiciones de temas conocidos en torno a la evolución de la economía y preguntas cada vez más tímidas de la concurrencia, pese a que por ejemplo los planteamientos contra la informalidad no han funcionado y que los impuestos a alimentos han achatado el consumo. Por ahí andaba Alfonso Garza Garza de FEMSA, que pese a que frunció el ceño en más de una ocasión en torno a este asunto, tampoco replicó. Así que se nublan las expectativas de cambio en el ámbito impositivo.

* * *

MÁS ALLÁ DE que Casa Saba de Manuel y Alberto SabaAdes no ha logrado concluir la venta de su negocio de distribución de medicamentos, prácticamente ya apalabrado en 2013 con un par de fondos de EU, le adelantaba que hay en la mira un par de postores con los que ahora mismo se negocia. Habrá que esperar. Sin embargo en lo que hace a la transacción del negocio farmacéutico con la inglesa Alliance Boots, el cual ya se cerró en 8 mil 300 millones de pesos, ahora mismo se está en las auditorías. Se espera que en un par de semanas se realice la oferta pública de compra en la BMV que lleva Luis Téllez.

aguilaralberto@prodigy.net.mx