Nombres, nombres y... nombres

En recta final gestión de SCT para que transporte de México opere en EU, en octubre vence programa demostrativo y optimismo

El lunes en EU el "dumping" contra azúcar mexicana y fallo de pronóstico reservado; Profeco niega estatus de acreedores a clientes de GEO; hoy Consejo Nacional del CCE y más de energía; SHCP se la juega y expertos escépticos.

EN LAS ÚLTIMAS semanas el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto ha acelerado las gestiones orientadas a lograr que el transporte terrestre mexicano opere en EU en largos recorridos, tras poco más de 20 años de diferencias en ese ámbito entre los dos países.

Hay consistentes avances en el contexto del plazo final que ya se acerca, para el famoso programa demostrativo del autotransporte previsto el 13 de octubre, por lo que la SCT que comanda Gerardo Ruiz Esparza se ha reunido en más de una ocasión con el Departamento del Transporte de EU para revisar los logros.

Le platicaba hace unos días del encuentro que hubo a finales de julio, en donde estuvieron Federico DomínguezZuloaga, titular de la Dirección General del Autotransporte de SCT; Ildefonso Guajardo de Economía y personal de la embajada de México en EU que encabeza Eduardo Medina Mora.

Le adelanto que para principios de septiembre vendrá otra junta de trabajo para pulir los detalles, de cara a un reporte que a su vez deberá entregarse al Congreso de ese país, pieza nodal en lo que fue el programa demostrativo.

Las resistencias en contra de la presencia del transporte mexicano en EU han rendido hasta ahora frutos. Conforme a lo pactado en el TLCAN, EU debió dar acceso al transporte mexicano desde el primer día de 1994.

Desde entonces y quizá un poco antes, los transportistas estadunidenses, los denominados teamsters que comanda Jimmy Hoffa Jr. han realizado un enorme esfuerzo incluso en los tribunales, para bloquear a sus competidores.

El programa demostrativo se firmó el 6 de julio del 2011 y fue una extensión de otro ejercicio parecido que se había logrado durante la gestión de Felipe Calderón.

Dado el tiempo transcurrido en este expediente se ha tenido de todo. México inclusive ganó un panel en el ámbito del TLCAN y esto permitió la imposición de represalias comerciales a 99 productos que EU exportaba a nuestro país.

La medida que imponía aranceles a la carne de cerdo, quesos, chocolates, chicles, manzana, papa, sopas, salsas preparadas, vinos, lavavajillas, secadoras, entre otros, vaya que dolió. De ahí que luego de una negociación política, el gobierno de Barack Obama empujara un nuevo programa demostrativo.

Este último tuvo muchas limitantes y fue acogido con ciertas reservas por los transportistas mexicanos.

Si bien no vimos una vorágine de participantes, parece que los números alcanzados han sido satisfactorios.

De hecho en EU se ha realizado un recuento muy puntual del número de empresas que operan, cruces y comportamiento. En tres años sólo se ha suscitado un accidente y se demostró que el camión mexicano no fue el responsable.

En México el gobierno estadunidense ha llevado a cabo inspecciones directas a centros de verificación y capacitación del transporte mexicano y ha evaluado el esquema de otorgamiento de licencias.

Esta revisión ha alcanzado también a las empresas que realizan transfers, o sea que cargan la mercancía que se transporta desde México para introducirla en EU, esto en el contexto de las restricciones vigentes.

Parece que habría un balance positivo y en ese contexto se hacen apuestas por parte del gobierno mexicano en cuanto a que pronto nuestro transporte podrá operar ya directamente en EU en recorridos largos.

Esto sería un logro muy importante del equipo de Peña Nieto, aunque claro, todos los antecedentes han influido también para que EU esté con una mayor disposición.

En ese sentido no es descartable que pronto pudiera terminar la controversia en el transporte transfronterizo con EU. Como quiera habrá que esperar, puesto que ya sabemos cómo se las gastan nuestros vecinos del norte.

* * * 

NO HAY FECHA que no se cumpla, ni pago que no se venza. El próximo lunes 25 de agosto se llega el plazo para que el Departamento de Comercio de EU determine lo relativo a las acusaciones que formuló la industria azucarera de ese país contra las exportaciones mexicanas. Se habla de dumping y también de subsidios gubernamentales. Lo relacionado con este tema se conocerá a principios de septiembre. Aunque Economía que encabeza Ildefonso Guajardo y Sagarpa de Enrique Martínez y Martínez han hecho fuertes gestiones junto con la cámara del rubro que comanda Juan Cortina Gallardo, obviamente hay preocupación, máxime cuando en el expediente se involucró el tema del millón de toneladas de fructosa que llega a México. Así que el asunto tiene pronóstico reservado.

* * * 

PUES FÍJESE QUE la Profeco que comanda Lorena Martínez acaba de tomar una decisión que para algunos es controvertida, puesto que optó por no reconocer como acreedores a algunos consumidores afectados por la difícil situación financiera que atraviesa GEO de Luis Orvañanos. La determinación sin embargo parece congruente, dado que en ese tenor los clientes habrían tenido que formarse hasta el final en la larga lista de actores con deudas pendientes de esa desarrolladora. Ahora a lo que habrá que aspirar es a que GEO les entregue sus casas. Parece que ese es el objetivo de la procuraduría.

* * * 

HOY HABRÁ CONSEJO Nacional del CCE que comanda Gerardo Gutiérrez Candiani. Es el encuentro mensual que atrae a alrededor de 100 integrantes de todo el país, de ese que es el organismo cúpula del sector privado. La reunión luce muy atractiva, puesto que se analizarán distintos aspectos relacionados con la consecuencia de la reforma energética. Por ejemplo se evaluarán las ventajas de las empresas productivas del estado, estatus en el que ya están Pemex de Emilio Lozoya y CFE. Estarán por ahí Pedro Joaquín Coldwell, titular de Energía; Enrique Ochoa, director de CFE; Gustavo Hernández, cabeza de Pemex Producción y Exploración, y Juan Carlos Zepeda de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

* * * 

LA SHCP DE Luis Videgaray tomó ayer una decisión política, más que económica, al jugársela con mantener su pronóstico de crecimiento en 2.7% para 2014, no obstante que el consenso de los analistas bajó desde hace días su estimación a 2.5%. Si bien el comportamiento del segundo trimestre fue mejor a lo esperado, se apuesta básicamente a la recuperación de EU y al soporte que le dará el cálculo comparativo con los últimos dos trimestres del 2013 que fueron muy malos. Ayer la IP y el grueso de los analistas consideraron sin embargo que aun con ello será difícil que se cumpla la meta oficial. El mercado interno se mantiene muy deprimido y el ejercicio del gasto público no se ha sentido como factor que contribuya a estimular el entorno. Tan sólo SCT de Gerardo Ruiz Esparza, una de las más activas, se quedó corta en la erogación de su presupuesto por casi 2 mil millones de pesos en el primer semestre. 

aguilaralberto@prodigy.net.mx