Nombres, nombres y... nombres

Remarca UNIFIMEX concentración financiera y gestiona con SHCP, CNBV y Banxico regulación diferenciada en pro de competencia

Antes del 30 de marzo fallo de ITC para acuerdos de suspensión de azúcar con México; arreglo de Pemex con Siemens sólo un paso; por más vínculos financieros en Alianza del Pacífico; primer The Cheesecake Factory de Alsea en DF.

AL ARRANCAR EL jueves la convención bancaria habrá que reconocer que aún queda mucho por hacer para que ese sector contribuya de forma más eficaz a empujar un mayor desarrollo en el país.

Justo ese fue el objetivo de la reforma financiera que impulsó el gobierno de Enrique Peña Nieto con reglas de mayor protección a usuarios, más competencia y crédito.

En este último apartado, de acuerdo con la ABM que preside Luis Robles Miaja, si bien el financiamiento bancario al sector privado creció 7.5% en términos reales en 2014, habrá que reconocer que esta cifra se quedó por debajo de las expectativas y no se diga del 2013 y 2012.
Cierto, el entorno no ha ayudado, como tampoco lo hará en este 2015, cuando en el mejor de los casos algunos bancos estiman que podría mantenerse una dinámica similar a la del año pasado.

Si bien en enero el crédito de los bancos avanzó 8.8%, el entorno macro no ayuda con menor gasto público, la depreciación del peso y presiones a la baja para el petróleo.

Como quiera, la Unión de Instituciones Financieras Mexicanas (Unifimex) que comanda Adalberto Palma levanta la mano y se desmarca, ya que hace ver que sus asociados sí han podido mantener incrementos de doble dígito (20% en promedio) del 2009 al 2013. Incluso en 2014 su derrama fue varias veces mayor a la del sistema.

La Unifimex surgió en 2008 conformada por instituciones como Banco Azteca de Ricardo Salinas Pliego, Inbursa de Carlos Slim, Multivalores de Olegario Vázquez Aldir, Bancoppel de Enrique Coppel, Genera de Carlos Labarthe, Monex de Héctor Lagos, GBM de Diego Ramos, por citar algunos.

Su objetivo es empujar una mejor arquitectura del sistema financiero nacional conformado por unos 50 bancos y 16 grupos. De 150 propuestas que hizo para la reforma financiera, 60 trascendieron.

Entre sus argumentos está la enorme concentración que hay en el sistema financiero mexicano, en el que 4 o 5 bancos extranjeros determinan el comportamiento del sector.

Si bien sus agremiados crecen activamente cada año, obviamente sus números no hacen diferencia a la hora de los balances.

Esta concentración también ha influido en que nuestra bolsa se haya rezagado en los últimos años, ya que las principales intermediarias fueron adquiridas por los grandes grupos financieros bancarios. Hay un conflicto de interés que incluso se extiende a la supervisión con una CNBV que lleva Jaime González Aguadé y que lo vigila todo.

Unifimex no quita del dedo del renglón para que las reglas operativas de sus agremiados y en general de las firmas financieras pequeñas se manejen de forma diferenciada, a fin de que puedan multiplicar más su penetración y ganen espacio a los grandes.

Palma suele decir que un trato igual a desiguales es inequitativo, y con esa bandera mantiene pláticas con la SHCP de Luis Videgaray, CNBV y Banxico de Agustín Carstens.

Hay optimismo porque incluso en Basilea ya se acepta una regulación diferenciada. COFECE de AlejandraPalacios ya emitió algunas disposiciones en esa dirección.

De los aspectos que se buscan modificar son las reglas de liquidez para que se ajusten al tamaño de los activos. Igual el monto del capital para incentivar el crédito a costos más bajos. 

Aunque se reconoce que las normas de terrorismo y lavado de dinero son nodales, se hace ver que para los bancos pequeños esto implica un costo desproporcionado, lo mismo en el seguro de ahorradores con ingredientes en la póliza que tendrían que revisarse.

Para los pequeños el fondeo es más oneroso que para los grandes, dominados por firmas extranjeras que llegaron a México en la crisis de 1995 y heredaron una estructura que debe atemperarse con regulación expresa.

La Unifimex estima que hoy existe más predisposición por parte de las autoridades para entender estas diferencias que hoy se remarcan, en el contexto de un mercado interno aletargado desde hace varios años.

* * * 

A MÁS TARDAR el 30 de marzo la International Trade Commission (ITC) de EU tendría lista ya su determinación para lo que es la revisión de los acuerdos de suspensión suscritos con México para detener las investigaciones por dumping y subsidios contra nuestra azúcar que se iniciaron en abril de 2014. Para los ingenios mexicanos encajados en la cámara que lleva Juan Cortina, el tema es relevante, puesto que no está descartado del todo algún incremento arancelario que pudiera lastimar nuestra competitividad, más allá de los avances alcanzados por Economía de Ildefonso Guajardo, y que hasta ahora han permitido mantener una tasa cero. La nueva fase de investigación se vincula a procedimientos interpuestos por refinadores de EU. Así que aún habrá que esperar.

* * * 

ESTE VIERNES PEMEX de Emilio Lozoya dio a conocer el acuerdo al que llegó con la alemana Siemens a cargo aquí de Louise Goeser para lo que hace a la añeja controversia relacionada con la reconformación de Cadereyta y un oleoducto. Este proyecto lo ganó en 2001 el consorcio Conproca, conformado por Siemens y la coreana SK Engineering al ofrecer mil 382 millones de dólares. El problema fue que al final el monto de la obra se disparó y se detonó el lío. La controversia se desahoga tanto aquí como en NY. El arreglo con Siemens no significa que la disputa ya se resolvió, puesto que también está la asiática. Por lo que se sabe pronto vendría un laudo de la SCJN que preside Luis María Aguilar. Así que para Pemex el tema todavía no está totalmente resuelto, máxime que la multinacional teutona sólo representa 20% del capital.

* * * 

EN LA ALIANZA del Pacífico que conforman México, Chile, Colombia y Perú hay también un capítulo orientado a apuntalar una mayor integración financiera. La semana pasada se realizó en Santiago una reunión para avanzar en ese capítulo. Participaron expertos de SHCP, CNBV que lleva Jaime González Aguadé, CONSAR de Carlos Ramírez Fuentes, BMV a través de Pedro Zorrilla y la AMAFORE que lleva CarlosNoriega. El interés es lograr más vínculos de la banca, las bolsas, desarrollar el mercado de deuda vía bonos y lograr una mayor cooperación en pensiones. También participaron algunos organismos como el BID que lleva aquí Mercedes Araoz.

* * * 

FÍJESE QUE EL jueves se inaugurará el primer restaurante The Cheesecake Factory en el DF. Estará en Santa Fe. Esta firma que preside David Gordon llegó a un acuerdo para traer este concepto a nuestro país en 2013 de la mano de Alsea que dirige Fabián Gosselín. De hecho, ambos ejecutivos estarán en la ceremonia de apertura junto con Donald Moore, que es el vicepresidente ejecutivo de la estadunidense, así como Óscar Preciado, director de The Cheesecake Factory México. La primera unidad de esta marca llegó a Guadalajara y seguiría Monterrey.

aguilaralberto@prodigy.net.mx