Nombres, nombres y... nombres

Herederos de González Barrera el otro factor en lío de Banorte, por ajuste ordenado y quizá Ortiz con Videgaray esta semana

Concluye Consar encuesta inédita con independientes y ahorro ausente en unos 25 millones de trabajadores; aún sin desahogar acreedores créditos para GEO; fianza y amenazas freno a quejas en telepeaje; van por certificación AMA.

DESDE QUE EN agosto de 2012 falleciera Roberto González Barrera víctima de un cáncer de páncreas, ya los expertos anticipaban las amenazas que había tanto para Gruma como para Banorte por la participación en el capital de sus herederos.

En este caso se trata de Graciela Moreno, su única esposa y de la que nunca se divorció, y sus seis hijos: Roberto, Juan, Graciela, Bertha y Mayra González Moreno, así como Roberto González Alcalá, fruto de una segunda relación.

De hecho, su viuda aún desahoga en los tribunales juicios por la herencia de González Barrera, y en 2012, a unos meses de su partida, su descendencia impidió la llegada de Fernando Chico Pardo a Gruma y compró el 23% que poseía Archer Daniels Midland vía un pasivo de 450 millones de dólares que adquirió la propia compañía.

Ahora ya trascendieron las dificultades al interior de Banorte. No sólo es un tema de diferencias institucionales entre el presidente del consejo, en este caso Guillermo Ortiz Martínez y su director general AlejandroValenzuela, sino que en la pugna igual participan los descendientes de González Barrera.

La viuda ha designado y luego recapitulado en más de una ocasión, acerca del hijo que debe asumir la batuta en la familia, situación que a su vez ha generado desencuentros entre los hermanos.

En la coyuntura Valenzuela del Río ha buscado capitalizar para cerrar los espacios de acción a su presidente, con el apoyo abierto de los herederos y particularmente de Juan González Moreno, quien se asegura pretendería asumir el lugar de Ortiz. Éste, nos aseguran, ha tomado posiciones que incluso han rebasado a la familia.

Con las reformas financieras se pretende acotar el accionar de Ortiz, quien llegó en su momento tras una larga gestión de González Barrera para convencerlo y como una especie de seguro institucional para el banco.

White & Case de Vicente Corta elaboró un documento para delimitar los espacios del presidente del consejo en la operación cotidiana y hasta se hicieron consultas informales con SHCP de Luis Videgaray y la CNBV que lleva Jaime González Aguadé.

El argumento esgrimido por Valenzuela y los herederos es que Ortiz pretendería quedarse con el banco. Hasta donde se conoce el ex titular de Hacienda y ex gobernador de Banxico tendría una participación accionaria mínima y no se sabe de la conformación de algún grupo.

Para el régimen de Enrique Peña Nieto el ruido en Banorte no es la mejor noticia, aunque en el ámbito político no falta quien busque sacar raja de la circunstancia.

Carlos Hank González de Interacciones ha salido a colocación. Su mamá es Graciela González Moreno, casada con Carlos Hank Rhon. Esta pieza se habría ubicado en su momento como parte de una negociación para darle una salida suave a la actual crisis.

Claro que en la familia no hay uniformidad de criterios. No todos ven con buenos ojos esa alternativa. De ahí el ruido en la opinión pública.

Obviamente es una historia que aún está lejos de estar concluida. Esta semana sería importante, dado que aparentemente Ortiz se entrevistaría con Videgaray en la SHCP para evaluar el asunto que impacta a uno de los 4 bancos más importantes del país.

Hay que recordar que a diferencia de Gruma, la participación familiar en el capital de Banorte es acotada, ya que una diversidad de fondos posee un 90% de las acciones.

En ese sentido la remoción de Ortiz en una asamblea no sería sencilla, máxime el prestigio internacional del financiero, aunque quizá llegar a esa instancia implicaría costos para Banorte, lo cual seguramente se buscará acotar para insistir en una transición ordenada.

Como quiera los pronósticos de los expertos en cuanto a los riesgos que incluso para Banorte había por la influencia familiar se han hecho buenos, aunque pocos lograron anticipar que Valenzuela, forjado por Ortiz, se desmarcaría, aliándose con algunos herederos, no del todo conformes con tener un rol secundario en ese grupo financiero.

* * *

RESULTA QUE CONSAR que comanda Carlos Ramírez Fuentes acaba de concluir una encuesta por demás interesante que levantó con profesionistas independientes y trabajadores por cuenta propia. El ejercicio que realizó Berumen y Asociados de Eduardo Berumen es inédito. Hasta ahora el foco se había orientado a analizar a los afiliados. Al preguntar de los proyectos a realizar en los próximos cinco años se corroboró que el ahorro no es prioridad. De hecho 60% declaró que no ahorra y otro 40% lo hace en la banca, que dicho sea de paso no es lo más rentable. Tampoco hay mucha preocupación por el futuro. Al cuestionar de qué se vivirá durante el retiro, 30% dijo que de su negocio, 20% no lo ha pensado, 10% nunca dejará de trabajar y 15% de sus ahorros, porcentaje que coincide con los trabajadores que hoy sí ahorran. Queda claro, sin embargo, que al menos unos 25 millones de mexicanos no reserva nada. Por si fuera poco, y de acuerdo al ejercicio, la mayoría tiene la expectativa de retirarse con lo que hoy gana, situación que en el futuro chocará con la recién estrenada pensión de sobrevivencia del gobierno. Como quiera hay todo por hacer y para las afores una gran oportunidad.

* * *

PESE A QUE los acreedores de GEO que comanda Luis Orvañanos aprobaron desde hace varias semanas créditos puente para esa firma, a fin de darle oxígeno, hasta ahora no se ha logrado desembolsar ni un centavo. Sucede que aún se analiza varios temas, entre ellos el fiscal. El proceso todavía tardará algunos días, y en el mejor de los casos los recursos se desahogarían para fin de mes. La opción de que los acreedores apoyen con créditos a una compañía en concurso es nueva, pero habrá que agilizar las cosas.

* * *

Y EN LA polémica que prevalece en torno a la subasta del nuevo telepeaje en Capufe que lleva Benito Neme y que se amplió por las fallas del consorcio encabezado por Roberto y Arturo Alcántara e Integra de Carlos Gutiérrez, hay quién aúna se pregunta por qué los inconformes nunca presentaron algún recurso. El plazo límite era el 12 de mayo. Un factor fue que Capufe exigió una fianza y nos aseguran que hubo por ahí amenazas. Dado que la información estaba en el informe del testigo social, nadie quiso correr riesgos. Además operativamente en los consorcios se requería unanimidad.

* * *

LA ASOCIACIÓN CIVIL Cuido a Mi Bebé que comanda Gabriela Alatriste echó a andar la certificación Empresa Amigable con las Mamás (AMA). La idea es ensanchar el plazo para la maternidad de las mujeres que trabajan. En la OCDE, México es de los que peores con apenas 10 semanas. En Canadá se ofrecen 50 semanas, Noruega 44 y en AL hay países como Venezuela con 26, Chile y Cuba 18 y Brasil 17 semanas.

aguilaralberto@prodigy.net.mx