Nombres, nombres y... nombres

Buscan afores convertirse en emisoras de CKD, peticiones en revisión en CONSAR-CNBV y alerta Banxico conflicto de interés

Aprovecha SCT y carpetazo a Transpeninsular con ruta indefinida y Tren México-Querétaro emproblemado por riesgo; latente venta de 250 tiendas del ISSSTE y crisis acicate; apuestan a APP en CMIC; Aguilar entrega en Las Vegas.

TRAS EL RECORTE al gasto público que se anunció el viernes por parte de la SHCP que comanda LuisVidegaray, esto por 124 mil millones de pesos, el equivalente al 0.7% del PIB, queda claro que habrá que ser muy imaginativos con diversos esquemas financieros alternos, para sacar adelante cantidad de proyectos de inversión que de otra manera quedarán en el tintero.

Y es que en el horizonte no sólo habrá que contemplar 2015, ya impactado por la caída del petróleo, sino también el 2016 que igual será difícil, dado que las cotizaciones del denominado oro negro no deberán repuntar demasiado.

Una de herramienta disponible en el mercado son los Certificados de Capital de Desarrollo (CKD) que básicamente con recursos de las afores hasta ahora han financiado proyectos de infraestructura, bienes raíces, energía y capital privado.

A la fecha se han colocado unas 40 emisiones por unos 110 mil 230 millones de pesos, de los cuales 26.5% son en bienes raíces, 25.6% para infraestructura, 24.7% para capital privado y 15.5% para energía, entre otros.

A la fecha hay unas 11 emisiones que buscan salir al mercado y que están en diversas fases de autorización.

Habrá que reconocer sin embargo que el mercado de los CKD no ha sido el más activo últimamente. Apenas se han logrado colocar 5 nuevas emisiones en los últimos dos años.

Una parte del problema de esta dinámica tendría que ver con una regulación más estricta por la CONSAR que lleva Carlos Ramírez Fuentes para lo que se refiere a instrumentos estructurados, entre los cuales están los CKD.

Sin embargo no falta por ahí quien asegure que las propias afores también son en parte responsables del bajo nivel de emisiones.

Hay la percepción de que estas instituciones agrupadas en la AMAFORE que comanda Carlos Noriega Curtis igual se han vuelto más quisquillosas en el análisis de proyectos.

Aunque en el país hay unas 11 afores, se conoce que no todas son igual de activas en lo que se refiere a inversiones en instrumentos estructurados.

Ahí sobresalen Afore Banamex que lleva Luis Sayeg, SURA a cargo de Enrique Solórzano, XXI-Banorte que comanda Tonatiuh Rodríguez y Profuturo GNP de Alberto Bailleres.

Ahora bien, la falta de agilidad de las afores aparentemente no sólo se debe a una regulación más estricta de CONSAR o a su mayor sigilo para revisar, sino que en adición estas firmas también buscan emitir sus propio CKD.

Ya habría por ahí algunas solicitudes para colocar CKD por parte de las propias afores, las cuales ya revisan CONSAR y CNBV a cargo de Jaime González Aguadé.

El argumento de las afores es que con sus propias emisiones se ahorrarán comisiones que hoy se pagan a las manejadoras de fondos especializados en detrimento de los ahorros del trabajador.

El tema está en evaluación y se conoce que en Banxico que lleva Agustín Carstens algunos especialistas no están del todo convencidos, ya que consideran que esas instituciones podrían convertirse en juez y parte, presentándose un claro conflicto de interés.

De hecho para los manejadores de proyectos de capital privado en un momento dado podría resultar difícil presentar sus planes a las afores, ante el riesgo de que la confidencialidad no se respete y que su información pueda servir para que esa misma institución empuje un proyecto similar.

En el extremo no se descarta que los propios grupos financieros vinculados a las afores terminen por empaquetar deuda o activos con mal desempeño para ser adquiridos por otras afores, ya con la nueva investidura de emisores.

En otras latitudes, y máxime en el contexto de lo que sucedió en la crisis de 2009, justo se ha trabajado en la separación de objetivos y responsabilidades de diversos actores del sector financiero.

Aquí todavía no hay ninguna determinación al respecto, pero al interior de Banxico algunos de los expedientes en revisión ya han motivado voces de alerta. Habrá que ver.

* * *

COMO PARTE DEL recorte al gasto, dos proyectos mercadológicamente muy bien vendidos fueron “la cancelación definitiva” del Tren Transpeninsular y la “suspensión indefinida” del México-Querétaro. En ambos, le platico, los esfuerzos de SCT que comanda Gerardo Ruiz Esparza no caminaban bien. En el primero ni siquiera se había definido un trazo rentable. Por lo que hace al segundo, en la opinión pública había voces que exigían su cancelación por el costo-beneficio, sin considerar que esta obra era parte de un ambicioso plan para armar una red ferroviaria de pasajeros, hoy inexistente y que en el mundo es una alternativa muy socorrida. Quizá no sea la más productiva, pero en el tiempo se convertiría en un foco de desarrollo regional. Como quiera en el tintero el único tirador que permanecía era China Railway Construction Corporation (CRCC), sustentada en su bajo financiamiento. Difícilmente Alstom de Cintia Angulo, Bombardier de AlfredoNolasco y CAF de Maximiliano Zurita entrarían. No sólo por este último punto, sino porque conforme a las bases su participación quedaba reducida a sólo 10%, en tanto que los constructores tendrían el 90%. El tema tiene sus bemoles porque ya como consorcio el riesgo sería solidario, o sea igual al 100%. Así que SCT aprovechó el recorte y dio carpetazo a dos promesas del sexenio, politizadas y aún con muchos obstáculos.

* * *

DESDE EL SEXENIO pasado está en el tintero la posibilidad de vender el área comercial del ISSSTE, institución que dirige Sebastián Lerdo de Tejada. El tema no está descartado, y más allá de las dificultades todavía se analiza esa desinversión, máxime que el ámbito de autoservicios se reconforma. En este caso se trata de 250 tiendas. La falta de recursos por la coyuntura podría ser un acicate para ahora sí actuar.

* * *

CASI DE BOTE pronto con el ajuste al gasto, al interior de la CMIC que lleva Luis Zárate, comenzaron las evaluaciones del impacto que podría recibir la construcción, rubro que apenas a finales del 2014 comenzó a levantar. Con la escasez de dineros públicos, se apuesta a ser más activos en los esquemas de Asociación Público Privada (APP) figura hasta ahora poco utilizada.

* * *

MAÑANA EN LAS Vegas será la convención de franquiciatarios de Kentucky Fried Chicken (KFC) de EU. En ese marco se realizará el consejo de la Asociación Internacional de Franquiciatarios de YUM, empresa dueña de ese concepto y de Pizza Hut. Lo interesante es que el mexicano Jorge Aguilar Valenzuela, dueño de Holding del Golfo uno de los más importantes actores de ese negocio aquí, entregará la presidencia de la agrupación global. Su relevo será el australiano Greg Fisher. Dicha asociación integra a más de 40 países con unos 3 mil 800 restaurantes. Valenzuela estuvo al frente por un par de años.

aguilaralberto@prodigy.net.mx