Nombres, nombres y... nombres

Alianzas de aerolíneas no condicionan convenio aéreo con EU, las cartas, pulen traducción y Mascott en Senado el miércoles

Confianza de IP en aval de diputados a 4 de las 11 propuestas fiscales del CCE; latente alza de IEPS a cerveza y 3 mil mdp, zozobra en refrescos, alimentos y botanas y cabildeo por separado; McDonald’s 30 años y retoma en 2016 

LA DECISIÓN DE Interjet de Miguel Alemán de abandonar CANAERO politizó más la escena del Convenio Bilateral Aéreo con EU y lo relativo a las posibles alianzas que podrían venir.

Dado el ruido, ya que Aeroméxico que dirige Andrés Conesa también presionó fuerte, la SCT que comanda Gerardo Ruiz Esparza ha mantenido una estrecha comunicación con todos los actores, también los sindicatos, para eliminar percepciones erróneas.

Hace un par de semanas la subsecretaria de SCT, Yuriria Mascott, ante el fragor llegó a plantear la posibilidad de no seguir adelante con el acuerdo. Las aerolíneas dieron un paso atrás y a Aeroméxico se le manifestó que el Gobierno Federal no puede condicionar el arreglo a la firma de su alianza con Delta, variable que debe caminar por separado en COFECE de Alejandra Palacios, al igual que en el Departamento del Transporte de EU que lleva Anthony Foxx. Cierto la SCT realizó gestiones con EU para que esas alianzas queden contempladas, sin que ello signifique cabotaje o 5ª libertades irrestrictas.

Esos arreglos más bien están sujetos a las autorizaciones de los dos países, siempre que convengan al interés público y no lastimen al mercado. En otras palabras, el convenio bilateral no está condicionado a ningún antitrust immunity o al aval de alguna concentración.

Para que no haya dudas, Gilberto López Meyer, titular de la DGAC, y Paul L. Gretch, director de la Oficina de Aviación Internacional de EU, intercambiaron sendas cartas el 8 de mayo en donde se puntualiza que esas alianzas forzosamente deben ser aprobadas por las autoridades aeronáuticas de México y EU, amén de que esos escritos tampoco son excepción al arreglo aéreo.

Vale señalar que las propias aerolíneas mexicanas pidieron a principios de 2013 a SCT la actualización del convenio aéreo con EU que data de 1960. Si bien en el tiempo se realizaron ajustes, el que se rubricó en noviembre del 2014 significó un cambio de fondo.

Se llevaron a cabo el año pasado tres rondas formales de negociación: el 28 y 29 de mayo en el DF, 11 y 12 de septiembre en Washington y 5 y 7 de noviembre otra vez en la capital.

La delegación mexicana fue encabezada por Alexandro Argudín Le Roy, titular del AICM, y luego se incorporaron de lleno López Meyer y Mascott Pérez.

La meta desde entonces fue incrementar las alternativas para el usuario (más conectividad), y ampliar el crecimiento de la aviación nacional, lo que deberá generar más empleos.

En el convenio supervisado y avalado por las aerolíneas quedó prohibido el cabotaje y las firmas mexicanas o de EU podrán volar de una ciudad en México a otra en EU y viceversa, ya sin límites en frecuencia o capacidad de las aeronaves.

En el vigente hay un límite de dos aerolíneas por país para cada par de ciudades, lo que genera limitaciones.

También podrán volar de un país a otro y recoger pasajeros y llevarlos a un tercero, o sea las 5ª libertades, aunque quedan acotadas a las vigentes desde 1991. Claro que se podrán abrir más, pero siempre con el aval de los gobiernos.

Hoy las compañías de EU cubren bien el territorio mexicano desde NY, Washington, Baltimore, LA y Houston a México y Toluca y de ahí a AL.

También desde Dallas/Fort Worth y San Antonio a México, Toluca y Acapulco y a Panamá.

Para las aerolíneas nacionales los vuelos desde México hasta EU son incontables y una de las apuestas importantes es la carga hoy subutilizada.

El miércoles Mascott y su equipo estarán en el Senado para hablar de éste y otros temas.

Ahora mismo ya se tiene un borrador del documento con las puntualizaciones hechas por otras dependencias y se pule la traducción oficial. El protocolo estará a cargo de SRE que lleva Claudia Ruiz Massieu, y pasará a la consejería jurídica de Presidencia para que se suscriba.

El paso siguiente será entregarlo al Senado con la expectativa de que se apruebe en el actual periodo de sesiones.

* * *

LAS ÚLTIMAS HORAS han sido favorables en las gestiones que realiza la IP para empujar los ajustes en materia fiscal. No se descarta que puedan pasar al menos 4 de 11 propuestas que el CCE de Gerardo Gutiérrez Candiani presentó a la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados que preside Gina Cruz Blackledge. Entre ellas está el aumentar el tope a la deducibilidad inmediata de inversiones a empresas con ingresos hasta 100 millones de pesos, el doble de lo que plateó la SHCP de Luis Videgaray. También se busca que la reducción de la tasa del ISR sobre dividendos se amplíe a todas las empresas y no sólo a las bursátiles como lo estableció la autoridad. Igual se insiste en deducir el 100 por ciento de las prestaciones sociales y actualizar las tarifas de retención del ISR a personas físicas. Otros elementos son restablecer la deducción de fondos de pensiones para personas morales y ajustar la tasa de retención de ISR para intereses, a fin de que refleje los rendimientos reales, lo que implicaría bajar la tasa a 0.20%. Veremos.

* * *

Y SI DE temas fiscales se trata, CONCAMIN que preside Manuel Herrera y CANACINTRA de Rodrigo Alpízar también están muy activos para eliminar el IVA en la frontera, tema que ha calado fuerte. El asunto tiene sus bemoles porque los márgenes de acción en materia presupuestal son acotados. Claro que hay industrias que aún ahora siguen amenazadas y que podrían contrarrestar. Una es la de la cerveza compuesta por AB InBev que lleva Ricardo Tadeu, ahora mismo en medio de una megacompra global, y Heineken de Dolf van den Brink. Su IEPS podría incrementarse a 30%, lo que implicaría una recaudación de unos 3 mil millones de pesos. Tampoco está descartado otro aumento a refrescos y alimentos con alto contenido calórico. De hecho si CONCAMIN buscaba unidad, en las últimas horas todos los sectores cabildean por su lado: refrescos, chocolates, dulces, panadería y botanas. Obvio algunas ONG tampoco se rinden.

* * *

ESTE 29 DE octubre McDonald's cumple 30 años de historia en México. Vaya que han cambiado los tiempos. La propia compañía que dirige José Villarreal acepta que el consumidor es más exigente y que hay mayor competencia. La estadunidense va a celebrar básicamente con el cliente vía precios ajustados para su Big Mac y otros productos. McDonald's tiene hoy 400 restaurantes y 480 centros de postre. Este último segmento es el que ha crecido fuerte en un entorno que no ha sido sencillo dada la caída del poder de compra. Hoy buena parte del esfuerzo de McDonald's se ha orientado a reconfigurar sus restaurantes. Sin embargo no se descarta retomar una ruta de mayor dinamismo en 2016 y ya más fuerte en 2017. Vale señalar que 143 restaurantes se manejan a través de 18 franquiciatarios. Así que McDonald's de manteles largos.


aguilaralberto@prodigy.net.mx