Cubanos en Quito: el difícil viaje a México

Acampados en el principal parque de Quito, un centenar de cubanos —muchos de ellos en situación migratoria ilegal— claman a México la entrega de una visa humanitaria para llegar a Estados Unidos.

"Pedimos que por favor nos ayuden", dice Arianis Lubin, una contable de 37 años que junto a decenas de cubanos se instaló en un costado del parque de La Carolina, en el norte de la capital ecuatoriana, tras ser desalojados el domingo por policías del exterior de la embajada mexicana.

Bajo un techado que no cubre a todos, Lubin se suelta a llorar con angustia. "Aquí hay muchos niños, hay gente que vino con sus hijos porque en Cuba la situación es muy difícil, y acá no tiene dónde vivir. Necesitamos llegar a Estados Unidos".

Sentada sobre un colchón, la habanera Yailín Fernández mantiene a su bebé de tres meses en brazos. "El propósito de todos nosotros es que nos den una visa a México para hacer puente a Estados Unidos, que es lo que hacen todos los cubanos, porque aquí no tenemos vida, no tenemos nada", expresa.

Durante la semana previa, varios cubanos hicieron un plantón pacífico afuera de la embajada de México, en el norte de Quito, en demanda de la visa humanitaria.

En diciembre pasado, Quito volvió a imponer el requisito de visa de turista por 90 días a los cubanos, que había eliminado en 2008, para desestimular una alta emigración irregular —a menudo sometida a mafias de tráfico de personas— de esos extranjeros desde territorio ecuatoriano hacia Estados Unidos.

En el periodo sin visa, a Ecuador ingresaron unos 50 mil cubanos, de los cuales 30 por ciento no estaba regularizado.

Efraín Sánchez, representante de los manifestantes, señaló: "aspiramos llegar a la frontera de Estados Unidos para acogernos a la Ley de Ajuste Cubano", la cual garantiza la permanencia a los cubanos que arriben a ese país.

"Hemos tenido respuesta negativa de México", manifestó el dirigente, quien sostiene que unos 5 mil cubanos que están en Ecuador desean viajar a Estados Unidos a través de México, adonde quieren arribar por vía aérea sin correr riesgos.

El grupo de cubanos se niega a someterse al tráfico ilegal por tierra hacia Estados Unidos mediante rutas que incluyen a Colombia y naciones centroamericanas vía Panamá.

SANTIAGO PIEDRA SILVA/AFP