El factor confianza en las empresas

Para las empresas la confianza representa una importante fuente de ventaja competitiva. Como Peter Drucker, gurú de la administración, comenta: “las organizaciones ya no se fundamentan en el poder, sino en la confianza”.

La confianza se refiere a la creencia de que los individuos involucrados en un intercambio realizarán esfuerzos sinceros por cumplir sus compromisos y no tomarán ventaja de la situación. Stephen M.R. Covey, autor del bestseller“El factor confianza” comenta en este libro que la confianza implica fe, ya que cuando confías en las personas, tienes fe en ellas, en su integridad y en sus capacidades. Asimismo, el autor establece que una escasa confianza genera en las organizaciones: burocracia, duplicación innecesaria de actividades, desinterés por parte de los empleados, rotación de personal, pérdida de clientes y fraude. Por otro lado, la confianza elevada aumenta la innovación y el valor para el accionista y el cliente, genera un crecimiento acelerado y mejora el trabajo en equipo y la ejecución de la estrategia. Así, la diferencia entre una relación de mucha confianza y otra con poca resulta palpable en el desempeño de las organizaciones.

La confianza no es un comportamiento, sino una condición psicológica que es consecuencia o resultado de un comportamiento.

Entre las cualidades presentes en los buenos líderes, se encuentra sin duda la confianza. Los grandes líderes obtienen la confianza de la gente y actúan con integridad.  Son congruentes en sus creencias y conductas. Asimismo, logran transmitir esta confianza y enseñar con el ejemplo.

En el gobierno de las organizaciones,  la confianza tiene un papel fundamental y debe ser vista en una relación de interdependencia con el control. Los mecanismos de control sirven para mantener la atención de los participantes centrada en las metas de la organización y los mecanismos de confianza promueven la toma de decisiones y mejoran la unión entre los miembros. Sin embargo, es necesario mantener un balance con relación al nivel de confianza; el exceso o la falta de este elemento puede causar graves problemas en el gobierno  de la empresa.

Líderes y organizaciones necesitan mirar con nuevos ojos la confianza y aprender que este elemento es uno de los activos más valiosos con los que puede contar una organización para lograr el éxito.