Cambio y fuera

El capital natural a la deriva

Se sabe que México es uno de los países con mayor diversidad biológica, que alberga 12 por ciento de las especies conocidas en el mundo, que los servicios que proveen sus ecosistemas sustentan el bienestar humano y la economía nacional. Le llevó al país 40 años la creación, en el 2000, de una institución sólida, como la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), para velar por la conservación de bosques, ríos, selvas, manglares, costas... e integrar un equipo especializado con reconocimiento mundial. Por eso preocupa que, de golpe, el gobierno mismo promueva su desmantelamiento.

México cuenta con 176 áreas naturales protegidas que ocupan 13 por ciento del territorio. Hoy, muchas se han quedado desatendidas desde que se impuso el reciente recorte de 26 por ciento al personal y al presupuesto de la Conanp. Ejemplos: en Veracruz, el programa de vigilancia del Pico de Orizaba fue dado de baja, 350 familias se quedaron sin empleo temporal y el bosque, sin alguien que lo proteja de talamontes, incendios... En Quintana Roo, la Reserva de la Biósfera de Sian Ka'an y el Parque Nacional Tulúm se quedaron sin sus directores; en Baja California, la reserva "Sierra La Laguna" enfrenta debilitada los intereses mineros y en la de Manantlán, Jalisco, el personal operativo fue despedido.

La Conanp contaba con mil 400 personas y requería de 400 más para cumplir con los convenios internacionales suscritos por México. En cambio, sufrió el recorte súbito de más de 100 desde agosto y se prevé que para 2016 serán 400 despidos más, lo que pone en riesgo la capacidad operativa de la institución y el nombre de México, que será anfitrión de la Conferencia de la Partes (COP) de la Convención de Diversidad Biológica.

Al asecho: los intereses inmobiliarios, los de la minería y los de megaproyectos turísticos. A la deriva: la entrega de profesionales, guardabosques, técnicos, biólogos... y la de comunidades involucradas con la conservación de su entorno como forma de vida y posibilidad de salir de la pobreza, con todo y riesgos como los que suponen la presión y el acoso del narcotráfico. A la vista: la pérdida de calidad de vida de todos los mexicanos que dependemos de los servicios que nos brindan las áreas naturales protegidas.

Un dato: en abril, la Conanp (órgano desconcentrado de la Semarnat, nunca antes vinculado a partido político alguno) cambió de titular y al físico Luis Fueyo lo sustituyó Alejandro del Mazo Maza, del Partido Verde Ecologista, licenciado en administración y primo del presidente Peña Nieto.


adriana.neneka@gmail.com