Cambio y fuera

Tabletas IUSA-SEP, licitación anunciada

El 5 de junio de 2014, en Lisboa, Enrique Peña Nieto y Aníbal Cavaco, presidente de Portugal, daban un mensaje a los medios acerca de los mecanismos para fortalecer la relación bilateral. Fue entonces que el mandatario mexicano adelantó el resultado de la “licitación” dada a conocer ayer a favor del grupo IUSA, de Carlos Peralta, en alianza con la empresa portuguesa JP Inspiring Knowledge.

Peña Nieto informó entonces, en Lisboa, que “empresas portuguesas que fabrican tabletas educativas se instalarán en México” y que “la llegada de los fabricantes ayudará en el programa que tiene la administración federal de dotar de estos equipos a niños de quinto y sexto de primaria de algunos estados del país” (nota de Érika Hernández en Reforma, 5/06/14). Los empresarios portugueses, socios de la familia Peralta en este negocio, son de los principales distribuidores de productos educativos Intel en el mundo.

Como se adelantó aquí hace una semana, las exigencias técnicas del gobierno mexicano a los interesados en concursar por la licitación de un millón de tabletas para el curso escolar 2015-2016, correspondían con exactitud a las características de un producto de Intel: Education Flag Hill Value. El resultado, pues, estaba cantado: ayer la SEP declaró ganadora a la alianza JP-IUSA con el producto de Intel. Igual que en 2014 cuando Peralta ganó la partida mayoritaria para la distribución de tabletas del año escolar en curso.

Según información publicada ayer por Sonia del Valle en Reforma, apenas en diciembre pasado, tres meses antes de que se diera a conocer la convocatoria para la licitación actual, Peralta armó la alianza estratégica con los portugueses y formalizó ante notario la nueva empresa JP-IUSA. Ayer ofertó 124 dólares por pieza y ganó las dos partidas en las que se dividió la licitación para la compra de 960 mil tabletas que la SEP dará a niños de quinto de primaria en 15 estados del país.

El verdadero negocio de las tabletas, dicen los expertos, está en el software. IUSA promueve ya el suyo, se llama RECREO (Red Escolar de Colaboración y Reforzamiento Educativo Oportuno) y entre todos los especialistas en cómputo educativo consultados resulta desconocido. Pero está en YouTube (http://youtu.be/AtlRQjaYONc). Y uno se pregunta: ¿ese es el nivel que merecen los niños y maestros mexicanos?

Más aún: ¿será posible en nuestro país una visión de Estado por encima del lucro? ¿Hay un lugar para la ética en la forma de hacer negocios y licitaciones en México?

adriana.neneka@gmail.com