Argumentos a debate

¿Y el voto de los mexicanos en el exterior?

La reforma político-electoral, recientemente promulgada por el Presidente de la República luego de su aprobación por las dos Cámaras del Congreso, tiene por objetivo central el ampliar los derechos de los ciudadanos, remover obstáculos para su activa participación política y hacer de la transparencia y la rendición de cuentas principios torales de los procesos electorales y del ejercicio de representación. Sin embargo, dejó fuera un tema que evoca una condición indispensable para hacer plena realidad estos objetivos: el voto de los mexicanos en el extranjero.

En la consolidación de una democracia participativa en nuestro país, nuestros connacionales que viven fuera del territorio nacional desempeñan un papel fundamental. Los problemas centrales del país y sus posibles soluciones son temas que naturalmente interesan a grandes segmentos de las comunidades de mexicanos residiendo en el extranjero. El voto de los mexicanos en el exterior es un derecho que debió haberse garantizado hace décadas pero que, al menos desde el 2006, comienza a rendir frutos en la inclusión al proceso político de miles de mexicanos que están lejos de su país.

Como resultado de una reforma aprobada a mediados de 2005, los mexicanos que residen en el extranjero tienen la posibilidad de ejercer este derecho aunque sólo sea en relación con la elección presidencial y, algunos más, para elegir autoridades locales en las entidades federativas que lo han aprobado e instrumentado como el Distrito Federal, Morelos y Michoacán. Con todo, la modalidad utilizada hasta ahora para el voto a distancia, es decir el voto postal certificado, ha comprobado ser demasiado complejo, caro, obsoleto, burocrático e incluso inhibitorio de la propia participación. Tan sólo en las pasadas elecciones federales de 2012, se registraron apenas 40 mil 737 votos válidos de entre una comunidad que tan solo en los Estados Unidos se encuentra en el umbral de los 12 millones.

De ahí que durante la sesión del pasado 13 de febrero, los diputados federales aprobamos realizar, en marzo próximo, un foro de discusión sobre el voto de los mexicanos en el exterior. La intención es analizar un nuevo mecanismo que estimule la participación electoral de los mexicanos que viven fuera del país mismo que pueda ser incluido en la ley secundaria de la reforma política-electoral. El foro, que arrancará el próximo 6 de marzo y al que están convocados expertos y organizaciones de mexicanos en el extranjero, orientará la generación de este nuevo mecanismo en la normatividad cuyos trabajos de redacción se llevarán a cabo del 7 al 14 de marzo según el acuerdo de la Junta de Coordinación Política. El nuevo mecanismo deberá evaluar, por ejemplo, modalidades de voto remoto y electrónico, el problema de la credencialización en el extranjero –una limitante crucial para gran parte de los mexicanos residentes en Estados Unidos- así como el mejor método para reducir costos y flexibilizar ciertos procesos burocráticos. Tampoco puede perderse de vista la exigencia de mantener altos estándares de confiabilidad, legalidad, seguridad y protección del voto secreto. Sin duda, el foro será el espacio ideal para estudiar mecanismos y experiencias exitosas en otros países y hacer así justicia a un pertinente reclamo: el de llevar la democracia mexicana hasta donde cada mexicano se encuentre.