Argumentos a debate

400 años de la misión Hasekura en México

Este 2013 se cumplirán 400 años de los primeros contactos oficiales entre México y Japón. Fue en octubre de 1613 cuando bajo las órdenes del señorío de Sendai, zarpó la misión diplomática del samurai Tsunenaga Hasekura precisamente con rumbo a la Nueva España. El propósito principal de la misión era el establecimiento de una ruta comercial directa entre Japón y la Nueva España pero también la de establecer relaciones políticas con la Corona española, obtener tecnología militar y naval de punta e impulsar el cristianismo en Japón. En efecto Hasekura se había convertido al cristianismo como consecuencia de la cruzada evangelizadora del jesuita español Francisco Javier y en su séquito se hacía acompañar de algunos franciscanos españoles. Finalmente, en marzo de 1614 tras recorrer varias ciudades la misión Hasekura llegó a la Ciudad de México en donde se entrevistó con el Virrey y autoridades tanto políticas como religiosas. En junio, partieron del Puerto de San Juan de Ulúa rumbo a Sevilla donde continuaría su misión comercial.

El viaje de Hasekura demuestra la importancia de los vínculos entre ambos países quienes hace cuatro siglos, y a pesar de una configuración política distinta, reconocían la importancia de mantener lazos estrechos tanto a nivel comercial como político.

Desde entonces se viene construyendo una relación que a lo largo de cuatro décadas se ha consolidado admirablemente. En primer lugar, una relación comercial que va a la alza con Japón como nuestro cuarto socio comercial en el mundo y la tercera fuente de inversión extranjera más importante en nuestro país tan sólo después de Estados Unidos y Alemania. El Tratado de Libre Comercio entre México y Japón es considerado también como un importante hito en las relaciones entre América Latina y Asia Pacífico –el primero donde Japón incluyó al sector agrícola- y como un detonante de los intercambios bilaterales que se multiplicaron hasta en un 48%evidenciando el carácter complementario de ambas economías. Las relaciones políticas, por su parte, son inmejorables. Desde que Octavio Paz reinstalara la misión diplomática de México en Japón en 1952 luego del rompimiento de relaciones durante la Segunda Guerra Mundial, la cooperación entre ambos países tanto a nivel bilateral como multilateral ha crecido exponencialmente y la opinión general que despierta Japón en México y viceversa es esencialmente positiva. Los encuentros académicos, científicos, empresariales, técnicos y parlamentarios han rendido frutos importantes y la comunidad japonesa en México así como la mexicana en Japón mantienen sólidos lazos de entendimiento y amistad con las de sus países de residencia.

Sin duda hay mucho que celebrar y en ese sentido es encomiable la conformación del Comité Ejecutivo que coordinará lasactividades de conmemoración de este importante aniversario en el contexto de lo que se ha denominado “Año del Intercambio México Japón 2013-2014”.