Argumentos a debate

Venezuela, no te rindas, la libertad está cerca

La situación en Venezuela lejos de aliviarse parece deteriorarse día tras día. Desde hace prácticamente un año que comenzaron las protestas masivas por algunas de las políticas del presidente Maduro, Venezuela vive uno de sus peores momentos en la historia reciente. La dramática caída de los precios del petróleo, el brutal desabasto de productos de primera necesidad, el crecimiento exponencial de los índices de pobreza en el país -que pasó de 25% en 2012 a más de 32% en 2014- la enorme inflación que padece su economía -acumulada a diciembre del 2014 de prácticamente el 65%-, la rampante inseguridad pública que lo ha convertido en uno de los países más peligrosos del mundo y la falta de libertades esenciales y de garantías para el pluralismo democrático están por hacer estallar en la sociedad venezolana. Las instituciones regionales y especialmente las encargadas de vigilar la defensa y protección de la democracia y los derechos humanos en el hemisferio han fracasado de manera consistente en promover iniciativas de diálogo entre el gobierno y la oposición, censurar los excesos del gobierno de Maduro para acallar las protestas -entre ellas el encarcelamiento arbitrario de decenas de opositores- y promover una salida pacífica a un conflicto político y social que comienza a exacerbarse. Como muestra de ello apenas un botón: Venezuela acaba de avalar el uso de la fuerza potencialmente mortal contra las protestas pacíficas "para evitar desórdenes, apoyar a la autoridad legítimamente constituida y rechazar toda agresión, enfrentándola de inmediato y con los medios necesarios". Esto sin menoscabo de que en el artículo 68 de la Constitución señalan que "se prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones pacíficas". Apenas es posible imaginar la perversa lógica que defiende el gobierno para enfrentar así, por ejemplo, las "marchas de las ollas vacías" que han proliferado en las últimas semanas como protesta popular contra el desabasto y la inflación.

En días pasados, la diputada Maria Corina Machado, a quien el gobierno venezolano le ha arrebatado injusta e ilegalmente sus derechos como legisladora, y el Partido de oposición Voluntad Popular del preso político Leopoldo López, convocaron en Caracas a un Foro sobre Poder Ciudadano y Democracia. Al foro asistieron los ex presidentes de Chile, Sebastián Piñera; de Colombia, Andrés Pastrana, y de México, Felipe Calderón. Además de su participación en el Foro, los ex presidentes buscaron infructuosamente entrevistarse con Leopoldo López toda vez que el gobierno venezolano les negó el permiso para visitarlo en la cárcel.