Argumentos a debate

UNGASS

Se realizará en la Ciudad de Nueva York una sesión especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Con la presencia de liderazgos relevantes, la sesión abordará el problema de las drogas. Esta será la tercera ocasión que toquen el tema en una sesión especial. La primera vez que se realizó fue en 1990 y después en 1998. Los principales resultados en 1990 fueron declarar el decenio de la ONU contra el uso indebido de las drogas y aprobaron un Programa Mundial de Acción que resultó en la apertura de una agencia que diera seguimiento al cumplimiento de los Tratados, así como de la constitución de un grupo de expertos, quienes elaboraron un Programa de las Naciones Unidas para la Fiscalización Internacional de Drogas. En ese momento existían tres instrumentos jurídicos internacionales la Convención única de 1961 sobre estupefacientes, el Convenio sobre sustancias psicotrópicas de 1971 y la Convención de las Naciones Unidas de 1988 contra el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias sicotrópicas. Más tarde, fusionaron la División de Prevención del Delito y Justicia Penal con el Programa para Fiscalización y crearon la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Durante la segunda sesión en 1988 alcanzaron una Declaración Política sobre el control de las drogas. En ella, incluían principios de acción para reducir la demanda de drogas así como colocar a la cooperación internacional como un eje para combatir la oferta. La visión que prevaleció fue la de sumar esfuerzos de las naciones productoras con las que tienen un perfil alto de consumidores para atender de manera integral el problema mundial. Otro de sus objetivos fue combatir la oferta de droga convertido en el paradigma a seguir de la mayoría de los gobiernos en el mundo. En 2009 incorporaron una nueva visión sobre la fiscalización que combata el lavado de dinero y centre la cooperación en materia judicial. Dicha visión complementó la atención del problema y la generación de políticas públicas en los países.

Ante la realidad creciente del problema sobre las drogas en Colombia, Guatemala y México, los Jefes de Estado de estas Naciones solicitaron al Secretario General de las Naciones Unidas un cambio en la fecha para la realización de la sesión especial programada para 2019. Es por ello que este año, del 19 al 21 de abril realizarán la sesión especial para atender de manera urgente el problema que aqueja a nuestro país pero también a muchas otras regiones en el mundo.

Por su parte y ante el reto de construir una posición del Estado mexicano, el Senado de la República convocó a la sociedad civil a sumarse a los foros de consulta y audiencias públicas para recibir las diversas opiniones en la materia. El ejecutivo por la vía de la Secretaría de Gobernación, realizó Foros Regionales para recoger elementos para construir una nueva política pública. El Presidente de la República confirmó su participación en UNGASS y muy pronto conoceremos su visión y plan estratégico.