Argumentos a debate

Obama visita Cuba

En el octavo año de su mandato como Presidente de la Unión Americana, Barak Obama ha anunciado su visita el 21 y 22 de marzo a Cuba. El Presidente Calvin Coolidge fue el último Presidente en viajar a la Isla en 1928. Después de dos encuentros en eventos multilaterales se encontraran en una tercera ocasión el Presidente Raúl Castro y el primer presidente de origen afroamericano de los Estados Unidos de América. Anunció recientemente, que en una decisión tomada por la vía del Congreso o por la de las acciones ejecutivas, la prisión de Guantánamo será cerrada y sus 91 presuntos terroristas detenidos serán enviados a cárceles en territorio estadounidense y algunos otros a centros de detención en otros países. Durante la visita el Presidente Obama no se reunirá con Fidel Castro y tendrá reuniones con grupos de la sociedad civil, disidentes y emprendedores. Para el líder de la Revolución la normalización plena de las relaciones diplomáticas y el descongelamiento de las mismas deben pasar por el regreso de la Bahía de Guantánamo a la soberanía cubana así como el levantamiento del embargo que el Congreso de Estados Unidos aprobó durante la Guerra Fría.

Existen posiciones diversas sobre la visita, pero las encuestas revelan que la política de la Guerra Fría con respecto a Cuba debe cambiar. La opinión pública apoya el desarrollo de una estrategia diferente para quienes fueron sus adversarios por más de 50 años. La propuesta de cambio es secundada incluso por republicanos, conservadores, cubanoamericanos y por la clase empresarial. Sus aliados ven como una gran oportunidad que el Presidente Obama pueda personalmente, en territorio cubano, expresarles su apoyo a los isleños. También consideran puede influir en los dirigentes políticos con sus mensajes previo al Séptimo Congreso del Partido Comunista de Cuba a celebrarse en el mes de abril y desde donde se espera avanzarán en la transformación de una economía socialista a una basada en el mercado.

Los críticos de la visita sostienen que el propio Obama ha faltado a su palabra dado que él mismo dijo que no buscaría visitar Cuba para apoyar el status quo. Dijo que su visita tendría que ocurrir después de ver cambios y avances en la apertura y el acceso de la población a internet, liberalizar el comercio y avances sustanciales en derechos humanos y libertades civiles. Los principales personajes que se oponen a la visita son los Senadores Marco Rubio y Ted Cruz, ambos aspirantes a la nominación presidencial por el Partido Republicano. Aseguran tener información sobre retrocesos en derechos humanos, pues según sus informes han incrementado las detenciones arbitrarias de los disidentes opositores al gobierno de Castro.