Argumentos a debate

Nuevo Canal de Panamá

Una nueva obra de ingeniería fue inaugurada en el continente americano el 26 de junio pasado ante la presencia de líderes de América Latina. Tras una década de trabajos se concluyó la ampliación del Canal de Panamá que permite el paso transoceánico a buques del doble de capacidad que anteriormente podían transitar por él. En la segunda década del Siglo 21, que se apuesta a ser el de más comercio marítimo, la República de Panamá toma la ventaja con esta gran obra de infraestructura.

El proyecto inició con la licitación que abrió la Autoridad del Canal de Panamá en 2007 para elaborar el tercer juego de esclusas para su ampliación. Inicialmente se proyectó una inversión estimada de 3,350 millones de dólares para poder recibir buques de 366 metros de longitud, 49 metros de ancho y 15.2 metros de calado. Su costo final fue de 5,450 millones de dólares lo que significó un diferencial de 2, 100 millones de dólares. La empresa ganadora de la obra fue el Grupo Unido por el Canal quien realizó obras para construir dos complejos de esclusas de tres niveles cada una con tres tinas de reutilización de agua por nivel, todo ello para lograr nivelar durante todo el trayecto, los 26 metros que la meseta inundada de la cordillera montañosa requiere para elevar los barcos durante el cruce en el Lago Gatún. Es decir, los barcos entran al nivel del mar y salen al nivel del mar por las esclusas de ambos extremos.

El Presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, llamó a esta gran obra "la ruta que une al mundo" y presenció el pase del primer barco con bandera china que realizó el recorrido inaugural. Se espera que se transporte por el Canal de Panamá el 6 por ciento del comercio marítimo mundial dado que no existen más restricciones en las dimensiones de los buques. Prácticamente todos podrán hacerlo después de la ampliación. Los ingresos que se esperan lleguen a la hacienda pública de Panamá por los servicios del Canal se estiman en tres mil millones de dólares anuales convirtiéndose así en la principal fuente de recursos del Estado.

Durante el primer año de ampliación del Canal se estima hagan uso del mismo 14,702 barcos en 2016-2017. Los barcos con bandera estadounidense son los usuarios más frecuentes del Canal con un 42 por ciento. Le siguen los buques con bandera china con un 12.5 por ciento. Le siguen navíos con nacionalidad de los siguientes países: Chile, Japón Perú, Corea del Sur, Colombia, México, Ecuador, Canadá, Panamá, Guatemala, España, Países Bajos y Venezuela, todos con un dígito de porcentaje como clientes del Canal.

Sin duda, el Canal de Suez y el Canal de Panamá son hasta el momento las rutas marítimas más importantes en los cruces interoceánicos que existen en el mundo. Quizás en el futuro cercano, tras el rápido deshielo del Ártico, durante los veranos podamos ver inauguradas nuevas rutas comerciales que compitan por el paso del comercio mundial.