Argumentos a debate

ITAM

El 1 de noviembre, el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) celebró su 70 aniversario. Don Alberto Bailléres, quien estuvo acompañado del Jefe de Gobierno y del Presidente de la República, señaló que el ITAM había sido fundado para la libertad y el conocimiento crítico. El anhelo era que sus alumnos obtuvieran la capacidad de análisis y síntesis para poder emitir juicios fundados y responsables para tomar decisiones que transformen la realidad nacional. Buscó que la comunidad universitaria sintiera un profundo amor por la verdad y devoción para contribuir a la libertad, prosperidad y justicia de la Nación.

Desde 1946 un grupo de empresarios de la Ciudad de México se unieron para contribuir a la educación del país. También lo hicieron otros empresarios en Monterrey, Guadalajara y Puebla. La mayoría de ellos no pudieron asistir a la universidad ya que pertenecían a la Generación que creció durante la Revolución Mexicana. Eran ciudadanos dedicados a la banca, a la industria y al comercio que pelearon por el derecho de particulares a participar en la educación superior. Sus primeros cursos fueron sobre economía.

En 1962 alcanzaron su autonomía y con ello la elaboración de sus propios planes de estudio. Sin ataduras dogmáticas y anteponiendo la búsqueda de la verdad, contribuyeron a fortalecer la pluralidad, nuevos enfoques, riqueza educativa e intelectual del país. Sus ideas empezaron a iluminar los caminos de México y en 1967 la junta de gobierno elaboró su primer plan de desarrollo el cual incluía la formación de sus profesores en las mejores universidades del mundo. Esa ha sido una de las mayores apuestas del ITAM, invertir en su plantilla docente. También se propuso como meta no solamente brindar las oportunidades a los estudiantes de la zona metropolitana de la Ciudad de México. El ITAM ha buscado tener los mejores talentos sin importar su condición socioeconómica y su entidad federativa de origen. En este aniversario, el ITAM puede afirmar que su alcance es nacional, ya que 40 por ciento de sus alumnos son foráneos y muchos integrantes de su matrícula reciben una beca crédito para estudiar, así como apoyos para la manutención a través de la Beca Javier Beristain Iturbide.

Su padre, Don Raúl Bailléres, y los fundadores tuvieron un sueño que se hizo realidad. Lograron hacer de el ITAM una de las principales instituciones de enseñanza superior del país, la cual ha sido fundamental en la formación de diversos cuadros de excelencia, sin los que no se podría entender el México de hoy.

Don Alberto hizo nuevamente un llamado a la comunidad ITAM para ensanchar la grandeza de México, trabajando y ganándose la vida con dignidad y decoro. Reconoció al Rector Arturo Fernández así como a todos los profesores del ITAM. Entregó reconocimientos a quienes cada año son galardonados con el Premio "Carrera al Universo" por más de 30 años de trayectoria ejemplar. En 2014, el ITAM me reconoció como la primera internacionalista en recibir el Premio al Mérito Profesional en el Sector Público. Gracias ITAM.