Ganador

Estos cánones ridículos de motivación pueden entretener un rato, pero aportan dos cosas fundamentales: nada y pura chingada.

Ah pero cómo les gusta postear pendejadas en Facebook. Repasando mi TL a ver si salía algo interesante –eventualmente brinca algo– di con un video titulado "Características de un ganador". Aparecen una serie de escenas de la película Rocky (con su motivante música) y una serie de máximas que me ha parecido por demás simplonas y dignas de comentario. Vamos a platicar de ellas:

1- "Los ganadores no creen en la suerte, creen en su esfuerzo". Entiendo que se refiere al hecho de que uno no debe estar echado en la cama esperando a ganar la lotería, pero eso es una manera de pensar muy estúpida y no aplica. En realidad hay que advertir que por más que uno se esfuerce no somos capaces de controlar todas las variables que nos afectan, y aunque el esfuerzo ciertamente aumenta la probabilidad de tener éxito no representa una certeza ni una garantía. Muchas veces fracasamos después de hacer nuestro máximo y mejor esfuerzo, y no podemos hacer absolutamente nada más que lamentarnos, llorar y caer en depresión.

2- "Los ganadores no quieren apoyo, quieren que los dejes trabajar". Mamadas. La gente que sale adelante lo logra generalmente con el apoyo de otros y trabajando en equipo. Somos una especie gregaria y esa característica genera colaboración, lo cual es fundamental para lograr buenos resultados.

3- "Los ganadores no miran a los costados, miran hacia adelante". Pues muy bonito, pero no es cierto. Uno debe contemplar el escenario completo de su circunstancia, de su condición para tener una visión general de las cosas para ubicarse y así hacer una evaluación objetiva y generar un plan. No se trata de mirar hacia adelante, el punto es ir hacia adelante y para lograrlo hay que ver en todas direcciones.

4- "Los ganadores no sienten envidia, sienten inspiración". Mira nada más; ahora resulta que lo de hoy es combinar máximas motivacionales con psicología y religión. Pues no. Le comento: todos sentimos envidia y de hecho es un importante catalizador que genera deseo y ambición, y eso no es malo. El problema viene cuando primero a uno le dicen que no debe sentir envidia (es un proceso natural en nosotros: no elegimos sentir) y en querer destruir el objeto de deseo cuando, al no alcanzarlo, nos frustramos. Que no lo engañen.

5- "Los ganadores no quieren competir, quieren ganar". Falso. Mucho de lo que hacemos en sociedad es de una u otra manera una competencia. Quizá no siempre sea consciente, pero a fin de cuentas se trata de un fenómeno producto de nuestra organización social y de la cultura y economía que vivimos. Competir afina habilidades, nos presiona y estimula, y nos hace justamente eso: más competentes.

Al final el video remata de manera triunfante: "¡Sé un ganador!".

No me queda claro a lo que se refiere con ser un "ganador". Me gustaría establecer los parámetros que me lleven a elaborar una definición aceptable de lo que es eso; se oye bonito, pero no tengo idea de qué quiere decir, porque para utilizar términos ambiguos o cayendo en generalizaciones confusas pues nomás no.

Estos cánones ridículos de motivación y superación pueden entretener un rato y pueden leerse interesantes, pero aportan dos cosas fundamentales: nada y pura chingada. Y la gente los lee y toma como ciertos, y termina sintiendo que recibió algo importante para salir de su aburrida e intrascendente vida de todos los días. Pero al final no va a ocurrir nada, y así se la pasan, viendo videos irrelevantes, uno tras otro, sin valor ni consecuencia. Y las redes están saturadas de esa basura.

Pero mire, para qué darle vueltas al asunto: mejor seguir los cinco sencillos pasos del video motivacional para transformarme en un ganador, ser feliz y triunfar en la vida. Ya siento que lo estoy logrando. ¡Ánimo, campeón!

chefherrera@gmail.com