Unicornios Mexicanos

¿Estar en todo o en una cosa a la vez?

Conozco personas que tienen la capacidad de hacer varias cosas a la vez. Resuelven los problemas casi al mismo tiempo que estos se generan o que ellos los detectan. He sentido una profunda admiración por quienes son capaces de atender una junta y al mismo tiempo escribir correos o hacer llamadas que representan acciones a tomar de la misma junta que presencian.

Por mucho tiempo he tratado de seguir sus pasos y al hacerlo me he sentido como cuando manejaba un auto: mirar hacia adelante; buscar la luz del semáforo; cambiar la estación de radio; bajar la velocidad; mirar el espejo retrovisor; cambiar la estación de radio; frenar un poco; acelerar de nuevo; cambiar la estación de radio; responder algo que el copiloto preguntó; mirar el espejo lateral; pasar al carril izquierdo; cambiar la estación de radio...

Mi propósito había sido tener esa capacidad de acción. Y mientras más practicas, tal y como los acróbatas del circo o del payasito de la esquina, aumenta tu capacidad de tener más "pelotitas" dando vueltas en el aire.

Esta capacidad suena espectacular para un emprendedor que todo el tiempo debe resolver problemas de todo tipo. Sin embargo, en las semanas recientes he descubierto un método diferente que hasta ahora me ha dado estupendos resultados. Se llama Mindfulness.

No soy un experto en el tema. Apenas lo empiezo a conocer. Pero me ha sorprendido el bienestar que me ha generado al aplicar sus principios más básicos. Y por eso quiero compartirlo.

En pocas palabras, es la capacidad de prestar toda tu atención a una sola cosa: la que estés haciendo en ese momento. No importa si es amarrarte una agujeta o negociar con un cliente. Se trata de hacerlo como si fuera lo único o lo más importante del mundo en ese momento. Y hacerlo como si tuvieras todo el día solo para terminar esa acción.

Es increíble cómo te ayuda a vivir y sentir distinto el día a día. Todo es más intenso. Estás más presente en tu negocio. Prestas más atención a los detalles y, como consecuencia, obtienes más y mejor información que luego puedes usar en la toma de decisiones. No solo te ayuda en la acción, sino también en el descanso, que es igual de importante, pues es lo único que te garantiza que puedas seguir adelante en un esfuerzo tan intenso como lo es emprender.

"Mindfulness es una de las muchas maneras en que los emprendedores compensan el cansancio que causa el montón de correos que deben responder, las muchas horas que trabajan y otros aspectos de nuestra acelerada cultura de negocios", escribió Richard Branson en su blog.

Uno de mis mayores temores es que no pudiera hacer la misma cantidad de acciones que antes hacía. Hasta ahora intuyo que he sido capaz de hacer 80% de las tareas que antes hacía. Pero cada acción que he hecho en ese estado mental lo he disfrutado al 120%. Por ello, consideró que es aún más importante priorizar los temas en los que uno se va a enfocar.

*Fundador de VenturaMedia, firma que promueve la cultura emprendedora.

@adolfoconected
adolfo@venturamedia.mx