Unicornios Mexicanos

Rituales que refuerzan valores

Es muy famosa la reunión de una hora que todos los viernes tienen con su equipo los fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin. Se le conoce como TGIF (Thank God It's Friday). En ella, los directivos de la empresa exponen los asuntos más importantes de la semana, como noticias de la empresa, nuevas adquisiciones y lanzamiento de productos.

La junta, calificada por Google como una mezcla de negocios y diversión, tiene lugar en sus oficinas centrales en Mountain View, California y, a la cual, asisten todos los googlers (empleados de la compañía), ya sea de manera presencial o vía internet desde cualquier filial del mundo.

Este ritual semanal se ha convertido en un sello distintivo de Google que, según un video que circula en la red, data de diciembre de 1999. Pero, ¿a qué se debe su éxito?

A lo largo de la historia, los seres humanos han incorporado a su vida una serie de rituales con el fin de crear un sentido de pertenencia y comunidad a un grupo en particular. Estos son componentes clave para el fortalecimiento de toda organización.

El equipo de rugby de Nueva Zelanda ejecuta un haka o danza maurí antes de comenzar sus partidos. Así se unen como equipo y amedrentan al oponente. Algo similar ocurre dentro de las empresas, las cuales necesitan alimentarse de prácticas que reflejen sus valores en aras de construir y consolidar una cultura corporativa.

Detrás de la existencia de las juntas semanales de Google, yace un fundamento estratégico asociado a los valores de la empresa, donde el valor principal de la compañía es la innovación tecnológica, para la cual, la colaboración es crucial. "Creemos que la colaboración se da mejor manera cuando se comparte la información abiertamente", dicen en su sitio. De tal suerte, las juntas TGIF, donde se presenta a los empleados información relacionada a la empresa, hacen sentido.

Promover una cultura organizacional basada en rituales y valores, no sólo es una cuestión de comprar una mesita de ping pong o un futbolito. Tiene que haber una lógica detrás de eso. Si una empresa valora la innovación, un ritual podría ser otorgar a los empleados un periodo de tiempo para que exploten su creatividad. Si el valor es la educación continua, una posibilidad sería la asistencia a seminarios, conferencias y otros espacios que fomenten el crecimiento profesional de los empleados.

La construcción de una cultura corporativa a través de rituales impacta de manera significativa en la satisfacción laboral de los equipos, lo cual se traduce en una mejora del desempeño y alcance de resultados de la organización. Y esto, a su vez, contribuye a la atracción y retención del talento.

Si quieres desarrollar tu cultura corporativa toma en cuenta los siguientes puntos:

1. Discute y establece cuáles son los valores de tu empresa. Haz una descripción de ellos.

2. Pregúntate qué valores quieres reflejar con esa práctica o ritual y por qué.

3. Sugiere más de tres ejemplos de rituales que te gustaría incorporar y que consideres que pueden hacer clic con tu empresa.

4. Date un tiempo para poner en funcionamiento la práctica y validarla entre tus empleados. Toma nota de lo que vayas observando.

*Fundador de VenturaMedia, firma que promueve la cultura emprendedora.

@adolfoconectedoadolfo
@venturamedia.mx