Unicornios Mexicanos

Se buscan Emprendedores B

Esta semana conocí un poco más a fondo un tipo de organización que me parece fantástico que exista. Se trata de las Empresas B o B Corp. La B proviene de los Beneficios (Benefits) que generan en su entorno, pues son compañías que usan la fuerza del mercado para solucionar problemas sociales y ambientales. Lo que más me gusta de este esfuerzo es que intenta redefinir el sentido del éxito empresarial.

¿Cómo lo hace? Influyendo directamente en los dueños y directores de las empresas, ampliando el deber fiduciario de estos a intereses no financieros, al cumplimiento de compromisos para generar impactos socioambientales positivos, y a operar con altos estándares de desempeño y transparencia.

Bajo esta óptica, el propósito de la empresa se coloca en el centro de la organización. Y en torno al propósito se construye un modelo de negocios que genera los ingresos de la empresa. Suena muy romántico y lo es. Pero este enfoque también refleja el tamaño de la oportunidad de negocios. "Los problemas más grandes del mundo son los mercados más grandes", ha dicho Peter Diamandis, cofundador de Singularity University.

Hace algunas semanas platicamos en este espacio de lo inspirador, útil y necesario que es para una empresa determinar su Propósito de Transformación Masiva (Massive Transformational Purpose-MTP). Significa una ventaja económica frente a la competencia que no lo tiene. Un estudio elaborado por el G8 en 2013 mostró que había casi 700 mil empresas sociales que generaban 270 mil millones de dólares de ingresos anuales. Muchas de ellas tienen la figura de Empresas B.

Existe una certificación para las Empresas B, la cual es realizada por B Lab, una ONG que forma parte del movimiento global de personas que quieren usar a las empresas como una fuerza para hacer el bien y generar una prosperidad más sostenible.

En el mundo este movimiento ya está presente en 50 países, en donde suman mil 785 Empresas B certificadas que operan en 140 industrias. Entre las Empresas B más famosas destacan Ben and Jerry's, Patagonia y Hootsuite.

En México hay ocho Empresas B certificadas: Lindes, un productor de vidrio; Ignia Partners LLC, un fondo de inversión; la constructora de vivienda social Échale a tu Casa; Finae, una financiera que ofrece créditos estudiantiles; la firma de productos y servicios de impresión Suministros Analógicos Digitales; Glatt Stove, una empresa de hornos que ofrece soluciones más seguras y menos contaminantes; Sistema Biobolsa, un productor de biodigestores que producen energía renovable y fertilizantes; e Ilumexico, que provee electricidad a comunidades rurales.

¿Qué pasaría si un emprendedor enfoca su proyecto a resolver un problema social o ambiental, en lugar de hacerlo solo para generar dinero? ¿Sería más difícil tener dos objetivos en lugar de uno? Por el contrario. Si nos atenemos a lo que dice Diamandis, estaría más cerca de un gran mercado. Bienvenidos sean los Emprendedores B.

*Fundador de VenturaMedia, firma que promueve la cultura emprendedora.

@adolfoconected
adolfo@venturamedia.mx